UP

-     Escrito por admin

Cómo reparar un sofá de cuero

Tener un sofá de cuero es quizás una de las mejores opciones de estilo decorativo para el salón de casa, teniendo en cuenta que son tendencia y están de moda, pero también requiere unos cuidados ya que el cuero es una tela que fácilmente se puede dañar así que en Bricolaje 10 te enseñamos ahora cómo reparar un sofá de cuero.

reparar-un-sofa-de-cuero

Cómo reparar un sofá de cuero

arreglar-sofa-piel

Los sofás de cuero son muy bonitos y quedan muy bien con cualquier estilo decorativo, pero también puede que si no los cuidamos lo suficiente o del propio uso diario que le demos necesiten ser reparados. Piensa que este tipo de sofás son bastante caros y que además el cuero es un elemento noble que suele necesitar algún que otro “arreglillo” de vez en cuando.  Si lo haces periódicamente conseguirás que tu sofá te dure durante años y no hará falta que andes gastando dinero de más en uno nuevo.

Tenemos un artículo que te pueda interesar sobre cómo limpiar un sofá de cuero en este enlace

Pasos para reparar un sofá de cuero:

pasos-para-reparar-un-sofa-de-cuero

No hace falta poco más que un paño para poder reparar un sofá de cuero. También venden productos específicos para su cuidado, pero debes saber que estos son algo caros y que además dependiendo del desperfecto puede que no te sirvan. De todos modos nosotros te damos ahora esta solución para que la sigas paso a paso.

Esto es lo que necesitaréis:

  • Paño suave
  • Solución para limpiar el cuero
  • Parche de cuero
  • Alcohol
  • Bola de algodón
  • Tijera
  • Cuero protector
  • Papel lija de piel

Instrucciones para reparar el sofá de cuero:

Lo primero es fijarse si hay pelusas o costuras abiertas, se fijan y pegan hacia adentro. Ahora toman el papel lija y lo pasan suavemente por encima, apenas seque la goma para dejar la superficie lisa.

A continuación, limpien la piel dañada con alcohol, ayudándote con la bola de algodón. Pega el parche sobre la imperfección y apenas este pegado, líjalo suavemente para que no se noten los bordes.

emperor_roomset_new_flip

El parche puede pintarse del mismo color del sofá o bien, pueden comprarlo en el tono. En el caso de rasguños y grietas, hay que procurar rellenar las aberturas con relleno de cuero y así nos queda la superficie lisa. Para sellar el cuero pueden usar un parche o una solución reparadora de cuero.

Una cuestión importante acerca de la mantención de los muebles de cuero, es que éstos deben ser nutridos con regularidad y jamás deben exponerse al sol, ya que la piel se seca y agrieta antes de tiempo. Si la mantienen a la sombra y con su debido cuidado, el sofá de cuero puede durar en perfectas condiciones toda una vida.reparar sofa cuero

Mantener sofá de cuero descamado

Si tu sofá de cuero se está descamando, entonces te puede interesar esta forma de poder repararlo y así seguir manteniendo un sofá bonito.

En primer lugar tienes que limpiar la zona que se está por descamar con una escobilla. La escobilla es bueno que la sumerjas en agua con jabón. Una vez hecho esto, seca con una toalla.

Con una fibra, friega esa parte. Coloca la fibra previamente en agua con jabón. Los movimientos en ella deben ser movimientos circulares. Esto hará que el sofá se raspe un poco. Seca nuevamente con una toalla.

Ahora toma un poco de alcohol desnaturalizado y pasa por la zona descascarada dejando secar.

Cuando esté seco, entonces es momento de que lijes la zona como lo hacíamos anteriormente. La lija debe estar también mojada con agua y jabón. Cuando termines, toma una toalla y quita todo lo que quede en él secando suavemente.

Pon un poco de spray de preparación para cuero, en la zona afectada. Este líquido debe ser el que permita el fabricante según el tipo de cuero que tengas.

Vuelve a lijar una vez más pero con una lija de 400 gramos. Harás que la capa se quede bastante áspera. Repite otra vez el hecho de colocar el spray y vuelve a lijar una o dos veces más.

Después deja que la tintura se vulcanice al menos ocho horas antes de volver a usar el sofá. sofa cuero

Por último debes acondicionar el cuero con un acondicionador. Es mejor que consultes previamente según el tipo de sofá cuál es el mejor acondicionador. Éste producto hará que el cuero se mantenga sumamente suave y agradable en todo momento y también cuidará que el sofá no se haga más grietas o escamas en el futuro.

Como verás se trata de un proceso bastante sencillo, que de lo que se trata más que nada es de encontrar todos los materiales necesarios y seguir paso a paso para no saltearse ninguno. Es importante que dejes secar el tiempo necesario entre un paso y otro, ya que de lo contrario podría no llegar a funcionar adecuadamente el truco de reparación de los sofás de cuero.

Cuidado constante de los sofás de cuero

Aunque a continuación te vamos a presentar algunos remedios muy efectivos que te ayudarán a reparar tu sofá de cuero, la mejor arma que tienes a tu disposición para asegurarte de que te dure mucho es la prevención. Recuerda que prevenir es siempre mejor que curar, por lo que si cuidas tu sofá de forma constante, es mucho más probable que te dure más tiempo sin que necesites repararlo. Por ello, queremos darte algunos consejos que te ayudarán a mantener tu sofá de cuero en prístinas condiciones.

limpieza sofás de cuero
En primer lugar, nunca limpies tu sofá de cuero con productos químicos. Este tipo de productos pueden dañar fácilmente este material y los destrozos que puede ocasionar una mala elección pueden ser imposibles de subsanar, por lo que ten cuidado. De hecho, la inmensa mayoría de la suciedad que suele acumular tu sofá de cuero se puede limpiar fácilmente sin necesidad de recurrir a ellos, por lo que trata de evitarlos. En el caso de que tu sofá tenga alguna mancha que necesite de algún tratamiento más importante, asegúrate de elegir productos dirigidos específicamente a tratar este tipo de materiales.

Incluso cuando elijas un producto de limpieza específicamente dirigido para muebles de cuero, ten precaución. No todos los sofás de cuero reaccionan igual a los diferentes limpiadores químicos, por lo que te recomendamos que pruebes cualquier producto de limpieza artificial que vayas a utilizar en un lugar poco visible de tu sofá primero. De esta forma, si este provoca algún daño, no será demasiado obvio y tendrás la oportunidad de cambiar de producto antes de que estropee todo tu sofá.

No expongas tu sofá directamente a la luz solar. Una exposición prolongada a la luz del sol secará y cuarteará tu sofá de piel, por lo que colócalo en un lugar fresco y sombrío siempre que sea posible. Esta regla también se aplica para el fuego. Si tienes una casa con chimenea, trata de mantener tu sofá a una distancia prudencial del fuego de la misma para evitar que se dañe. Por último, mantenlo alejado también de la humedad, dado que esta daña mucho el cuero. ¡No te olvides de esto!

Vigila los objetos cortantes. Si bien es importante que tengas cuidado con los objetos potencialmente dañinos que entran en contacto con tus muebles, es especialmente importante que tengas cuidado con los objetos cortantes que entran en contacto con tu sofá. Si tu sofá de cuero es cortado o pinchado, ese daño será muy complicado de arreglar y dejará para siempre una marca que lo afeará. Por lo tanto, ten mucho cuidado con los objetos cortantes. Asimismo, si tienes animales que pueden arañar o morder tu sofá, toma las medidas que creas necesarias para protegerlo. Algunas fundas y protectores pueden ayudarte a proteger tu sofá de cuero de las actividades de tus mascotas, por lo que ten esto muy en cuenta.

Mascotas sofá de cuero
Los sofás de cuero no se suelen ensuciar con facilidad. Si le cae algún producto que pueda mancharlo, generalmente es suficiente con que seques la superficie donde ha caído el producto y la dejes secar. Por ello, el mantenimiento principal que tienen que tener los sofás de cuero se reduce tan solo a limpiarles el polvo. Puedes limpiarlo con un trapo, con un plumero o con la ayuda de la aspiradora. Solo con esto, tu sofá de cuero se mantendrá en prístinas condiciones durante la mayor parte del tiempo.

Si consideras que tu sofá necesita una limpieza más profunda, entonces te recomendamos que le pases un pequeño paño humedecido con agua, en la que hayas disuelto primero un poco de jabón natural o de manos. Este simple proceso nutrirá el cuero lo suficiente para dejarlo como nuevo y, si secas inmediatamente cualquier exceso de agua, no sufrirá ningún daño. Por lo tanto, ten en cuenta esta opción antes de recurrir a cualquier producto químico, dado que es una posibilidad más natural que no entraña riesgos para tu preciado mueble.

Ten cuidado con las cremas y los cosméticos. Algunos de los cosméticos y cremas que utilizamos con asiduidad pueden contener productos químicos que dañen o decoloren tu sofá de cuero. Por lo tanto, intenta por todos los medios que no entren en contacto con tu sofá. No le toques justo después de aplicártelas y ten especial cuidado cuando las uses cerca de él. Te aseguramos que no te arrepentirás de haber tomado estas precauciones.

Si sigues estas recomendaciones, tu sofá se mantendrá como nuevo durante mucho, mucho tiempo. Pero, en el caso de que tengas que arreglar algún desperfecto, esperamos que los siguientes consejos puedan ayudarte.

 

Más artículos que te pueden interesar:

Vídeo de cómo reparar un sofá de cuero:

Bricolaje10.com

Newsletter