UP

-     Escrito por ruben

Construir una lámpara de bajo consumo

La escena puede resultar aterradora y muy familiar: abres el buzón del correo postal de tu hogar y, bien embutida en un sobre, la compañía que nos suministra electricidad nos remite la factura por sus servicios. Respiras profundo, abres la carta y observas con asombro el precio final a pagar. Y es que el consumo de energía eléctrica se ha convertido en el principal dolor de cabeza hogareño para llegar a fin de mes.

Por fortuna, la tecnología ha hecho posible que podamos ahorrar en dicho consumo. Concretamente, gracias a la llegada al mercado de las bombillas de bajo consumo, conocidas por las siglas CFL (Compact Fluorescent Lights), que sustituyen a las más caras bombillas incandescentes. Pero, por desgracia, estas bombillas también dejarán de emitir luz algún día, obligándonos a comprar otra para reemplazarla… ¡Hasta hoy!

En el siguiente post vamos a aprovechar una bombilla de bajo consumo que ha dejado de funcionar, para darle una segunda vida como lámpara de bajo consumo. Bricolaje ecológico para el bienestar de nuestro bolsillo. ¿Te apuntas? Pues sigue leyendo.

Construir-lampara-de-bajo-consumo

Cómo construir una lámpara de bajo consumo | Materiales

Entendemos que si has llegado hasta aquí es que eres un manitas en toda regla y entiendes de qué va el tema. Es decir, dominas sobre circuitos, condensadores, voltaje o conoces el símbolo del ohmio (Ω), la unidad que mide la resistencia eléctrica según el Sistema Internacional de Unidades estándar. Si es tu caso y además eres consciente del riesgo de trabajar y manipular aparatos electrónicos, vamos con el material necesario para fabricar tu propia lámpara de bajo consumo:

  • Una bombilla de bajo consumo que no funciona: debe de ser del tipo de casquillo E-27, que seguro tienes en casa, ya que es una de las más comunes.
  • Vamos ahora con las resistencias necesarias. Para empezar, una R1 de 470Ω . También resistencias del tipo R2 y R3, es decir, de 1MΩ. Apunta también una resistencia R4 de 100KΩ. Ten en cuenta que todas ellas deben ser de material carbón, por la sensibilidad menor que demuestran a los picos de corriente.
  • Turno ahora de los condensadores. Requeriremos de uno de tipo C1 de 100nF y funcionando a 275V ~. También un condensador electrolítico del tipo C2 a 47µF y 63V.
  • Un puente rectificador BR1 del tipo W10.
  • Diodos LED de luz blanca de D1 a D6. Concretamente, de 10mm Ø y 10.000 mcd.
  • Pegamento o cola de acción rápida.

Cómo construir una lámpara de bajo consumo | Paso a paso

Momento de ponernos manos a la obra. El objetivo final será el de fabricar (o reciclar) una nueva lámpara con 6 LED de luz blanca. La mecánica del proceso es sencilla, tan solo deberemos tener cuidado con la manipulación de los circuitos (siempre han de estar desconectados de la red eléctrica) para que no se produzca ningún cortocircuito inesperado.

El primer paso consiste en desmantelar la bombilla gastada. Para ello retiraremos con cuidado para que no se rompan los tres tubos de fluorescente del que está hecha. Una vez fuera es momento de retirar, también con suma delicadeza, la placa electrónica de la bombilla.

Male hand putting light bulb into a piggy bank, idea concept

Seguimos avanzando. Ahora es momento de acoplar (o enganchar, utilizando la cola de acción rápida) los diodos LED a la resistencia R4 y el condensador C2, justo encima de la carcasa que hace la función de tapa, aprovechando el hueco que deja los agujeros con los que viene la bombilla original de fábrica.

Una vez ha quedado enganchado, toca seguir montando el resto del circuito. Es decir, los acoples con las resistencias R1, R2, R3, el condensador C1 y el puente rectificador BR1 que haremos en el interior, y con mucho cuidado, del casquillo de la bombilla. Una vez hecho esto, el siguiente paso será juntar las dos partes del circuito que hemos montado, con los dos cables de colores rojo y negro, así nos ahorraremos fallos de polaridad.

Por último, tan solo nos queda juntar la carcasa del casquillo de la bombilla con su tapa y… ¡Ensamblaje listo! Como último detalle, deberás cerrar con el pegamento de acción rápida el nexo entre la carcasa y la tapa, así sellaremos del todo el producto final. ¡Ya tenemos nuestra lámpara de ultra-bajo consumo casera!

Por qué construir una lámpara de bajo consumo

Las razones son, eminentemente económicas, esto es, relativas al ahorro energético. Las ventajas que nos brinda la tecnología LED son varias: consume muy poca energía si la comparamos con otras lámparas incandescentes, incluso a bombillas de bajo consumo, ya que su tecnología le permite emitir luz a muy baja tensión. Además hoy en día también se han puesto de moda por su función decorativa en los hogares o locales: visten muy bien su espacio y no suponen una sangría en la factura final de la luz.

Construir-lampara-de-bajo-consumo-paso-a-paso

Pero también existe otro factor muy importante a la hora de ponernos a fabricar nuestra lámpara de bajo consumo: la sostenibilidad. No solo porque el simple hecho de reciclar hace que no debamos consumir otros productos, sino por la elevada toxicidad de las mismas. Sí, ¡como lees!

La razón es que las bombillas fluorescentes compactas (CFL) contienen mercurio en su interior. Se trata de cantidades relativamente bajas, pero al fin y al cabo es contenedor de dicha sustancia. Por si no lo sabías, el mercurio es un metal pesado altamente contaminante, conocido por estar ‘arrinconado’ en las pilas que hacen funcionar a nuestros mandos a distancia o otros aparatos electrónicos. Si tiramos un producto que contiene mercurio al contenedor de basura estándar, estamos poniendo en riesgo el planeta, ya que si llegase al mar o un río podría contaminar miles de litros con muy poca sustancia.

Por consiguiente, hemos de ser muy cuidadosos con el uso (y abuso) de este tipo de bombillas de bajo consumo. Como hemos visto en este post, os hemos invitado a darles una segunda vida. Pero si no estás capacitado para realizar esta manualidad, o sencillamente quieres desechar otras bombillas, la mejor opción será depositarlas en un contenedor de reciclaje específico, con tal de no dañar el medio ambiente.

Fuentes de imágenes:

  • tiendainicia.com
  • enbuenasmanos.com
  • teinteresa.es

Bricolaje10.com

Newsletter