Escrito por Tendenzias

Muñecos de nieve

La Navidad es una de las mejores épocas del año y seguro que muchos de vosotros siempre pensáis en ella al respecto de vuestra decoración del  árbol o el belén navideño. En Bricolaje10 os enseñámos ahora como podéis hacer un muñeco de nieve, no sólo para la Navidad, sino también para el invierno y el frío.

Los muñecos de nieve son quizás uno de los elementos más característicos de la Navidad, y además del invierno. Si tenéis la suerte de vivir en un lugar en el que nieve durante el invierno, seguramente ya seréis unos expertos en hacerlos, pero también podemos conseguir hacer uno para que se quede dentro de casa y para el que no será necesario utilizar nieve.

Como hacer un muñeco de Nieve sin Nieve:

Antes que nada y para poder hacer un muñeco de nieve con nuestras propias manos, vamos a elaborar el listado de los materiales que necesitamos:

  • 1. Dos globos
  • 2. Pegamento
  • 3. Papel periódico.
  • 4. Tijeras.
  • 5. Pintura blanca y de diversos colores.
  • 6. Pincel
  • 7. Brocha pequeña.
  • 8. Una bufanda o una tela fina y larga.
  • 9. Un sombrero que no utilicemos.

A partir de estos materiales ya podemos comenzar a confeccionar nuestro particular muñeco de nieve. Que además si lo cuidamos puede durarnos durante todas las Navidades.

Lo ideal es que los globos que hemos cogido sean de color blanco, ya que evidentemente serán la cabeza y la barriga del muñeco de nieve, pero bueno si no los encuentras tampoco importa ya que colocaremos encima tiras de periódico. Primero deberémos inflarlos, pero no del mismo tamaño. El de la cabeza procura hacerlo más pequeño y el de la barriga algo más grande.

Una vez tienes inflados los globos, debes coger el periódico y comienza a cortar tiras de papel.

Pega las tiras de papel sobre los globos, y de este modo podrás lograr el que el globo esté más reforzado. Cubre bién los globos.

Llega el momento de coger el pegamento y pegarémos un globo con el otro. Si quieres puedes unirlos por la punta y en lugar de pegarlos puedes atarlos con un lazo.

Una vez se ha secado el papel sobre los globos y estos están pegados, llega el momento de pintarlo de blanco. Cuidado porque aunque estén reforzados si presionamos demasiado, corremos el riesgo de que se peten.

Cuando la pintura blanca se haya secado, podemos optar por comenzar a dibujar el muñeco según nuestro propio gusto. Para ello toma el pincel y dibuja los ojos, la nariz, la boca, etc…

Cuando ya se haya secado la pintura por completo llega el momento de colocar la bufanda y el gorro y tendrás tu muñeco de nieve completo.

Si además deseas fijarlo o que quede de pié sin riesgo a que se caiga y se rompa, puedes pegarlo sobre una base de cartón y de este modo lo  puedes colocar en una estantería o junto a tu belén navideño.

Os dejo ahora Videos de como hacer otras opciones para un muñeco de nieve:

Bricolaje10.com

Newsletter