Escrito por Tendenzias

Cómo pintar una puerta paso a paso | Materiales y consejos

Y de repente , decides que quieres darle un toque distinto a tu casa. Cambiarle la cara. Ponerle tu toque personal. Y te das cuenta que las puertas tienen más años que tú, son más viejas que la tos y parecen negras, a pesar de que en origen fueran marrones claritas. Está decidido, la nueva república independiente de tu casa empieza su nueva vida con un cambio de puertas.

Y claro, te vas a Internet y empiezas a echar un ojo a los precios. Y te asustas. Y multiplicas el susto por el número de puertas de tu casa. Y comienzan a darte taquicardias. Cierras el navegador, apagas el ordenador, te vas a la cama y lloras como si no hubiera un mañana.

Por suerte para ti, tenemos la solución que estabas buscando. Una solución que te permitirá llevar a cabo tu primer paso de renovación hogareña, sin tener que pedir ampliación de hipoteca o vender uno de tus órganos. Te vamos a enseñar cómo pintar una puerta paso a paso.

Cómo pintar una puerta

Antes de saber cómo pintar una puerta, es recomendable saber si el siguiente paso a tu renovación del hogar serán las paredes. Básicamente porque, en tal caso, lo más aconsejable es que inviertas el orden de los pasos. Es decir, primero paredes y luego puertas. El motivo no es otro que será más fácil ajustar el color de las puerta al de las paredes que al revés.

Una vez claro este concepto, es hora de ponerte en marcha. Lo primero es saber qué color le vas a dar a tus nuevas puertas y, sobre todo, contar con el que tienen. Y es que, si quieres un color claro y las puertas son oscuras, a lo mejor te toca dar alguna que otra capa de más. ¿Mucho trabajo? Siempre que pienses eso, recuerda el montante total que costaría que te lo hiciera un profesional.

Cómo pintar una puerta | Materiales

La gran pregunta que muchos se hacen en este punto: ¿Qué materiales necesito para pintar una puerta?

  • Imprimación
  • 2 caballetes
  • Pintura
  • Lijas
  • Pintura al agua o al óleo
  • Brocha
  • Rodillo
  • Barniz

Cómo pintar una puerta paso a paso

Ya que tenemos todos los materiales, es hora de ponerse manos a la obra. Vamos a aprender cómo pintar una puerta paso a paso.

  • Paso 1 – Lo primer es quitar la puerta del marco. Es tentador pintarla directamente, pero poco efectivo, pues siempre habrá zonas a las que no puedas acceder.
  • Paso 2Quita el pomo, el pestillo, el picaporte y todos los elementos metálicos que tenga la puerta. Así pintarás más cómodamente y no te dejarás huecos sin pasar.
  • Paso 3 – Coge los dos caballetes y ponlos a una altura que te sea cómoda para trabajar. Sitúa la puerta entre ambos y deja como un palmo entre el caballete y cada extremo de la misma.
  • Paso 4 – No se te ocurra empezar a pintar a las brava. Las puertas están tratadas con productos que, en la mayoría de los casos, no permitirán que la pintura agarre a las mismas. Por tal motivo, el primer paso es echar una o dos capas de imprimación, que permitirá que la pintura se adhiera con normalidad. No te asustes cuando la veas tan blanca, cuando se seca, se queda transparente. Lo aconsejable es dejarla 12 horas para que se absorba bien.
  • Paso 5 – Pasado el tiempo de rigor, puedes empezar a pintar. Lo lógico es empezar a pintar por los cantos y recorrer todo el perímetro. Recuerda no empapar mucho la brocha. Si hay que dar más pasadas, se harán una vez se seque la pintura, no todas de golpe.
  • Paso 6 – Una vez tengas los cantos, dale al resto de la puerta y no te olvides de pintar también el marco. Quedaría raro tener la puerta de un color y su marco de otro. Demasiado moderno para el ser humano. De momento.
  • Paso 7 – Se presupone que estás llevando a cabo el proceso de pintado en una zona ventilada en la que no tengas riesgo de morir asfixiado. No molaría nada. Si es así, deja la puerta secar durante 48 horas y ya estará acabada. A menos que quieras darle otra pasada. Eso va a gusto del consumidor.
  • Paso 8 – Una vez seca, vuelve a colocar el picaporte y coloca la puerta en el marco. Algo tan simple, le cambiará la cara a toda tu casa.

Cómo pintar una puerta de madera paso a paso

Las puertas pueden ser de muchos materiales, no obstante, lo habitual es que sean del mismo. Por ello, te contamos también cómo pintar una puerta de madera paso a paso.

  • Paso 1 – Ya que vas a pintar la puerta, aprovecha para arreglar esos agujeros y hoyuelos que tiene. Tan sencillo como aplicar algo de cera reparadora del color de la puerta y cubrir los golpes y desperfectos que pueda tener. Una vez la pintas, no se notará nada y estará como si fuera nueva.
  • Paso 2 – En muchos casos, las puertas de madera ya tienen una mano o varias de pintura. Ni se os ocurra pintar encima. Si le damos muchas capas, podría no caber en el marco y hacernos trabajar el doble. Toca lijar, limpiar y dejar impoluta la puerta antes de arrancar con ella.
  • Paso 3 – Para levantar los poros de la madera y que la pintura llegue a todos los rincones, se recomienda pasar una lija por toda la superficie. Ahora, si le vas a dar pintura de agua, debes humedecer la madera antes de lijarla. Si tu elección va por la pintura de aceite, con que lijes ya vale.
  • Paso 4 – Empezamos a pintar. Es aconsejable verte la pintura en un bote ancho, para trabajar más cómodos. Se puede usar un rodillo, una brocha, incluso una esponja, lo importante es ir a favor de veta y no ser rácano con la pintura, pues nunca nos vamos a pasar.
  • Paso 5 – Si quieres aplicar una segunda capa, lo habitual es esperar 48 horas a que haya secado del todo. Mientras llega y no llega, puedes ir pensando qué hacer con el resto de decoración.
  • Paso 6 – Una vez secas las capas que hayas dado, toca afianzar tu trabajo con un barniz protector. Un barniz que en la mayoría de los casos dará un tono más oscuro al color final. Es una faena pero el barniz lo necesitas para un clima como éste.

También te puede interesar:

Bricolaje10.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos