Escrito por Tendenzias

Un práctico mantel para todo uso

La utilidad de un buen mantel de batalla, es incontable. Recordemos lo necesarios que siempre son en los cumpleaños de los más chicos, en las fiestas y comidas familiares, donde nos encanta lucir la mesa presentada, pero termina todo que es un desastre y agradecemos haber cubierto y protegido la mesa con el mantel.

Ni hablar de las comidas al aire libre, los pic-nic, días de campo, etc.
Por eso hoy, les queremos contar como armar un mantel de esos que se aguantan todo y que son tan fáciles de hacer.

Los materiales que necesitamos son:

  • Tela gruesa (a elección)
  • Tela vinílica (resistente al agua)
  • Máquina de coser
  • Tijeras


Procedimiento:

Como primera medida, debemos cortar dos cuadrados de cada tela (tela vinílica y tela gruesa). El cuadrado de tela vinílica debe ser 2 cm más grande que el otro.

Colocamos el cuadrado más chico (tela gruesa) sobre el grande (tela vinílica) corroborando que los derechos de las telas queden hacia afuera.

Una vez presentado y armado, realizamos un dobladillo simple de 1 cm en la tela vinílica, que abraza hacia dento a la tela gruesa. Cosemos todo el contorno sobre la tela vinílica y tenemos terminado el mantel.

No hay más nada que decir, no necesita plancha, es fácil de limpiar y práctico para cualquier oportunidad.

Vía e Imagen | designspongeonline

Bricolaje10.com

Newsletter