Cosas que se pueden arreglar o reparar en menos de 10 minutos

Todos tenemos cosas en casa que llevan tiempo rotas o que tal vez no funcionan porque sencillamente no nos hemos parado a pensar si es posible repararlas de forma sencilla. Es el caso por ejemplo del mando del televisor. ¿Has mirado si solo necesita un cambio de pilas? o de las cosas que se pueden arreglar o reparar en menos de 10 minutos y de las que os hablamos a continuación.

Cosas que se pueden arreglar o reparar menos de 10 minutos

Es tan solo cuestión de fijarnos, y de ponernos manos a la obra para por fin, arreglar esas pequeñas cosas, y otras que son más grandes, con los consejos que os ofrecemos a continuación.

Azulejo roto o con un agujero

¿Tienes alguno de los azulejos del baño o la cocina roto o con un agujero? Seguro que es un fastidio tener que buscar uno de respuesto que incluso es posible que ya no se venda. Entonces ¿cómo se puede arreglar? Lo único que tienes que hacer es romper una cáscara de huevo en varios trozos e insertas estos dentro del agujero o de la rotura. Luego cubres bien con pegamento transparente. Cubres bien y aplicas un par de capas de pegamento, dejas que se seque, lijas un poco, y entonces lo cubres todo con un poco de esmalte para uñas que sea del mismo color, o similar al del azulejo. ¡Listo!. Habrás arreglado la baldosa y aunque no te va a quedar como nueva, te aseguramos que no se notará que está rota.

Ralladuras de los muebles

Los muebles de madera suelen acabar siempre con todo tipo de rayaduras. Puedes comprar algún producto específico pero necesitarás gastar dinero y además invertir bastante tiempo. Una solución rápida puede ser pasar una nuez (¡como lo oyes!), por encima de las rayaduras, o también una solución de aceite de oliva mezclada con café molido. Verás como el rayote desaparece al momento, aunque hemos de advertir que estos trucos servirán solo con rayones poco profundos.

Chanclas de verano rotas

Las chanclas que todos llevamos en verano, aquellas que tienen una tira que queda entre el dedo gordo del pie y el resto, se pueden romper con un simple traspiés. Si esto es lo que te ha pasado y ya no la puedes usar, tan solo necesitarás coger una goma de pelo, y la colocas en la punta de la tira dando una vuelta cruzada. Estira de la goma y la pasas por el agujero de la suela, haces un nudo y ajustas este por debajo, verás como puedes volver a ponerte la chancla sin problema.

ANUNCIO

Cosas que se pueden arreglar reparar en menos de 10 minutos

Bisagra de la patilla de las gafas

Si has perdido el tornillo que sujeta la patilla o pata de las gafas, es posible que esta se haya soltado del todo. Para poder hacer una reparación de emergencia, y en menos de diez minutos, bastará hacer coincidir el orificio de la patilla, con el orificio junto a la lente y pasas por ellos, la punta de un palillo. Luego partes el palillo y conseguirás poder seguir llevando las gafas hasta que puedas llevarlas a la óptica para que te pongan un tornillo nuevo.

Hebilla del cinturón

Si vas a ponerte tu cinturón favorito y de repente te das cuenta que la hebilla se ha partido o se ha soltado, puedes arreglar el problema, pasando una brida, la cierras, insertas la parte que queda cerrada hacia dentro del cinturón y entonces ya podrás utilizar la brida como una hebilla.

Jersey de lana al que se le salta un punto

Un jersey de lana es siempre una de las mejores prendas que podemos llevar en invierno, pero también se corre el riesgo que se enganche y que se salte algún punto. Para arreglar esto, y evitar que se salten más puntos, bastará con coger una horquilla de pelo, la pasas por el punto suelto y luego introduces esta por uno de los agujeros entre los puntos del jersey. Sacas la horquilla por otro punto y ¡listo!.

ANUNCIO

Punta de los cordones suelta

Los cordones de las zapatillas de deporte, suelen tener la punta cerrada con un plástico que es fácil que se suelte o se rompa. Si te pasa esto, arreglar tus cordones es muy fácil. Lo único que necesitas es cubrir esa punta con un poco de cinta adhesiva y luego pasas un mechero. Tus cordones te quedarán como nuevos.

Cosas que se pueden arreglar o reparar en menos de 10 minutos

Cremallera que no sube

La cremallera de la chaqueta o la de los tejanos puede que se atasque cada vez que intentes subirla. Comprueba que no se engancha con la ropa o con un hilo suelto, y si no es así, la puedes arreglar pasando un poco de crema de labios o cacao para labios por la cremallera y comprobarás como sube y baja sin problema.

Manchas de lejía en los tejanos

Si has tenido la mala suerte que haya caído un poco de lejía en tus tejanos, no debes alarmarte porque tiene una sencilla solución. Tan solo debes coger un rotulador de color negro o azul marino (dependerá de la intensidad de color del tejano) y lo pasas por encima de la mancha. Verás como se cubre por completo y se disimula a la perfección.

Cierre de los pendientes

Si tienes unos pendientes cuyo cierre es una pequeña pieza independiente con agujero el cual debes pasar por el trozo de pendiente que has insertado en el orificio de tu oreja y has perdido esta pieza, no tienes porque preocuparte. Corta un trozo de goma de cualquier lápiz que tenga una pequeña goma en la punta. Haz un agujero en el medio y ¡listo!.

Mando con una sola pila

Acabamos como empezamos, es decir, hablando del mando del televisor o de cualquier aparato que tengas en casa, al que se le hayan gastado las pilas. En el caso de que necesites dos pilas pero solo tengas una, existe una solución sorprendente para hacer que el mando vuelva a funcionar. Consiste en coger un clip, lo abres y lo doblas por las puntas para que se ajuste a las dos lengüetas de contacto del hueco en el que debería ir la pila. Comprobarás como de nuevo, vuelve a funcionar.

Artículo de interés:

También te puede interesar