Escrito por

Bisagras para puertas

Las puertas son sin duda un elemento esencial en cualquier casa y en ocasiones suelen fallar a la hora de abrirse o cerrarse. Quizás el fallo esté en sus bisagras, por lo que en Bricolaje10 os explicamos ahora en qué consisten y que tipos existen.

Las bisagras para puerta son un herraje que permite el que se abran y cierren las puertas, así como las ventanas. Habitualmente son de hierro y consisten en dos piezas que se encajan entre sí y que hacen que la puerta (o la ventana) se articule de modo que permite que se abra o cierre.

Como pueden ser las bisagras para puertas:

  • Plástico : Las bisagras de plástico parece que se han puesto de moda en muchas casas. Son quizás algo más “modernas” aunque la función de las de metal de toda la vida es la misma. La mayoría de las bisagras fabricadas en plástico suelen tener mayor durabilidad si bien no suelen erosionarse con el tiempo.
  • Metal: Las bisagras de metal son aquellas que pueden ser de hierro, acero o metal y que además abundan para en las puertas de todas las casas. Este tipo de bisagras suelen ser más comunes y como no, más económicas que las de plástico.

Por otro lado tenemos que explicar que las bisagras de puertas se pueden colocar de distinta manera dependiendo de su articulación y ajuste.

Existen varios tipos de bisagras de puertas dependiendo de su funcionamiento. Estas son las más comunes:

  • Bisagra de libro: Imitan la forma de un libro abierto y son quizás las que más se conocen. Se dan más en ventanas o en puertas pequeñas que en puertas grandes. Se atornillan en sus laterales que permiten fijarse a la puerta y que esta se abra y se cierre cuando queramos.

  • Bisagras de piano: Su funcionamiento es el mismo que el de las de libro, aunque son mucho más largas, fuertes y resistentes por lo que parecen más apropiadas para una puerta.

  • Bisagras de pernio: Otro tipo de bisagras que se dan mucho en las puertas. Consiste en dos piezas que encajan entre sí y que se colocan de modo que una queda en el marco de la puerta mientras que la otra parte queda en la puerta de manera que se permite abri y cerrar sin que la bisagra se mueva. Han de colocarse por un profesional.

  • Bisagras doble acción: Son unas bisagras que se utilizan en puertas en las que queramos una doble apertura. Son muy utilizadas en las puertas de cocina de los restaurantes. Abren libremente la puerta en las dos direcciones y la puerta siempre vuelve a su sitio (se cierra sola). Su instalación es muy sencilla, ya que solo hay que atornillarlas al cerco y al canto de la puerta.

Estos son las bisagras de puertas más comunes, aunque dependiendo de lo que estemos buscando o del tipo de puerta que tengamos quizás necesitamos bisagras que sean más grandes o de un mecanismo algo más elaborado.

Video de bisagras para puertas:

Otros artículos de interés en Bricolaje10: