Claves y consejos para cuidar el parquet

Tener un suelo de parquet es algo cada vez más habitual en todas las casas, y aunque este es un tipo de suelo cuyo resultado es elegante y refinado, lo cierto es que también necesita una serie de cuidados específicos para que se conserve durante años como si fuera el primer día. Veamos entonces cuáles son las claves y consejos para cuidar el parquet. 

Claves consejos para cuidar el parquet

Claves y consejos para cuidar el parquet

Un suelo de parquet es sin duda una opción muy refinada para tu hogar y aunque en el pasado se creía que su mantenimiento y limpieza eran operaciones difíciles y de aplicación constante, lo cierto es que no es así, y tan solo debes tener en cuenta algunas precauciones para mantener viva la madera, y que además debes aplicar de forma regular o rutinaria para que el parquet se mantenga sin problema durante años. Veamos entonces cómo proceder.

La importancia de elegir bien el parquet

Tener un suelo de parquet implica primero de todo la elección correcta tanto del material del que se va a componer el suelo como el modo en el que proceder para su colocación, algo que tiene que ver con el tamaño de las láminas o tiras de parquet y su disposición.

Es importante que te asesores bien antes de poner el parquet, que contrates a alguien especializado o que te den las pautas necesarias, no solo para comprar el parquet más adecuado para tu casa (dependiendo de factores como la temperatura o la humedad es posible que tengas que decantarte por parquets que sean más o menos porosos o resistentes), y sobre todo para saber cómo se coloca de manera correcta sin dejar huecos o sin que esté bien alineado.

Claves consejos para cuidar el parquet limpieza

La limpieza del parquet

Con respecto a la limpieza del parquet, es necesario resaltar algunas diferencias, es decir, no será lo mismo limpiar un parquet de madera barnizada, madera encerada o madera con acabado de aceite. Un primer paso , por lo tanto, sigue siendo el conocimiento preciso de tu parquet o la elección consciente en el momento de la compra.

Veamos entonces cómo limpiar un parquet de madera barnizada o encerada (ya que será prácticamente la misma) y cómo se limpia un parquet con acabado de aceite.

Parquet barnizado 

  • Regularmente: una aspiración simple usando una aspiradora equipada con una punta adecuada (cepillo suave) para evitar arañazos.
  • Todas las semanas: limpieza con un paño de microfibra, posiblemente con un jabón para limpiar el parquet que sea neutro.
  • Brillo: una o dos veces al año, podemos aplicar una emulsión metalizante después de la limpieza.
  • A tener en cuenta: Para evitar arañazos que puedan dañar la película protectora (barnizada), es necesario proteger los pies de los muebles (incluidas las sillas) con almohadillas de fieltro; además el uso de las alfombras en la entrada de las habitaciones también permiten descargar los zapatos del polvo y la suciedad.

Parquet de aceite

  • Regularmente: una escoba o aspiradora es suficiente para desempolvar el suelo.
  • Todas las semanas: se realiza la limpieza, como la que hacemos para el parquet barnizado, con microfibra húmeda y jabón natural.
  • Brillo: una o dos veces al año, podemos aplicar una capa de aceite para proteger el suelo.
  • A tener en cuenta: evita toda limpieza a vapor; en caso de arañazos: un lijado ligero y luego una aplicación local de aceite después del polvo evitará las manchas.

Mantenimiento del parquet

Claves consejos para cuidar el parquet cuidado

En cuanto al mantenimiento, por otro lado, podemos hablar un poco más en general. En primer lugar, sin embargo, debe recordarse que la madera, al ser un material natural , tiende a asentarse en las condiciones en que se encuentra y estas condiciones cambian de acuerdo con la temperatura, la radiación recibida del ambiente, la tasa de humedad. Si estos parámetros simples no se controlan cuidadosamente, la madera tiende a dañarse y a sufrir deformaciones desagradables.

Veamos entonces algunos pequeños consejos para el mantenimiento adecuado de tu parquet.

Calefacción y humidificación del entorno en invierno

Es importante calentar las habitaciones gradualmente, evitando así cambios bruscos de temperatura.

Para limitar aún más estos cambios de temperatura, también es necesario proporcionar la humedad correcta al ambiente, tanto con una ventilación natural correcta como con la aplicación de bandejas a los radiadores.

En el caso de calefacción por suelo radiante, se deben utilizar humidificadores eléctricos, además de los naturales.

Condiciones climáticas internas

En este caso, se debe calcular un equilibrio correcto entre la humedad y la temperatura del aire . En este caso, además del bienestar de tu propio parquet, las condiciones para nosotros mismos también mejoran considerablemente. En particular, la temperatura debe estar entre 15 ° y 20 ° y nunca menos de 10 °, mientras que la humedad dentro del ambiente debe ser constante dentro del rango entre 45% y 60%.

De hecho, una exposición continua del parquet a un clima seco podría causar pequeñas grietas hasta microfracturas irremediables. Mientras que si el ambiente es demasiado húmedo, el parquet podría expandirse irreversiblemente.

Advertisement

Cuidado con los pesos

El parquet podría deformarse fácilmente incluso debido al exceso de peso concentrado en superficies pequeñas , como, por ejemplo, patas de muebles o patas de sillas, o taburetes y escaleras. En este caso, tal y como ya os hemos señalado se pueden aplicar fieltros protectores y tratar de no cargar estos muebles, especialmente si se descargan en el parquet de manera puntual.

Atención a la entrada

Este consejo puede parecer trivial pero es de fundamental importancia. Coloca un felpudo en la entrada de la casa y mantén siempre los zapatos limpios, evita la entrada a la casa de suciedad o partículas de grava que podrían rayar o ensuciar el piso sin posibilidad de reparación. Se debe prestar la misma atención a las mascotas y también evitar rozar objetos en el suelo, como sillas o maletas.

Por otro lado aunque resulte evidente decirlo, debes procurar no andar con los calcetines por el parquet si los llevas utilizando todo el día. Tampoco es recomendable que pises descalzo. En ambos casos corres el riesgo de que acabes dejando huellas, de modo que será bueno que tengas siempre a mano unas zapatillas o calcetines con la suela completamente limpia y con ello, pisar el parquet.

Claves y consejos para cuidar el parquet
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar