Escrito por Tendenzias

Cómo puedes arreglar una cisterna que está rota

Alguna vez en nuestra casa se nos ha averiado nuestra cisterna, es un verdadero fastidio tener que esperar al técnico para que este nos la arregle, y más si no podemos aguantar… para que luego cuando venga, en dos minutos te la arregle, ya que era facilísimo lo que le pasaba.

Para hoy te hemos preparado un post de como poder arreglar con tus propias manos una cisterna, ahorrándote tiempo y dinero, te convertirás en todo un manitas.

Cuales son los tipos de cisterna

Comenzaremos explicándote los dos tipos de cisternas que tenemos disponibles en el mercado:

Cisternas de tanque alto

  • Depósito de plástico o loza.
  • Tiene una capacidad de 11L.
  • Su ubicación para su altura está entre los 2 metros o 2,20 metros.
Cisternas de tanque bajo
  • Depósito de loza.
  • Con una gran capacidad, entre los 20 y los 25 litros.
  • La ubicación se encuentra a la altura que pida la taza.
  • La unión entre el depósito y la taza es mediante tornillos. Se tiene que asegurar con juntas para que la estanqueidad del agua sea total. Además, el paso de agua se realiza a través de un tubo roscado formando un cierre hermético mediante juntas, discos de goma.

Como podemos arreglar la cisterna nosotros mismos

Una de las averías que son más comunes en nuestra casa, se pueden producir en el cuarto de baño, y es que se estropee la cisterna. Puede que ocurra un atasco fácilmente si presionamos el botón en exceso o si tiramos de este hacia afuera. Si nuestra cisterna emite un ruido que destaca mucho por su insistencia, podemos comprobar como sale un hilito de agua constantemente por la cisterna, tenemos una fuga.

Con una serie de pasos muy sencillo, descubriréis que para nada es complicado arreglarla por nosotros mismos. ¿Te animas?

Para comenzar tenemos que levantar la tapa para poder acceder el mecanismo. Para ello, tenemos que aflojar el tirador de la parte superior de la cubeta,desenroscando la guía y así poder abrir la tapa. Una vez que la tenemos abierta, tenemos que comprobar si el flotador esta bien reglado, ya que esto es la causa de las fugas. Aprieta bien el tornillo por si las moscas.

En el caso de que al apretar el flotador no se solucione el problema, debemos seguir buscando. A continuación debemos cerrar la llave de paso del agua y vaciar la cisterna. No cortes el agua general de toda la casa, no es necesario, con la del inodoro servirá. Después de haberse completado, retiramos el sistema de la válvula de entrada de agua, que se forma por el brazo y el flotador. Para esto, desenroscamos, primero, la tuerca de plástico que la tiene situada sobre la válvula, en el extremo opuesto del brazo del que cuelga el flotador.

Una vez que hemos retirado el mecanismo de presión, tornillo de plástico, debemos quitar además la zapata de la válvula de entrada o llenado. Podemos ayudarnos con un destornillador. En el caso de que parezca estropeada la cambiamos por una nueva y probamos la cisterna, puede ser que el problema venga por aquí.

Para finalizar, el último caso por el que se puede romper una cisterna es que se estropee la válvula de la salida del agua. Para solucionarlo, tenemos que desmontar esta válvula girándola por completo, Luego, quita el pistón, encontraremos en la zona inferior de la zapata de goma que es la que abre paso del agua de la cisterna. Afloja la tuerca que sujeta esa zapata, retira la goma y sustitúyela por otra.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos