Escrito por Tendenzias

Cómo hacer jabón líquido

Una de las cosas de la que puede disfruta una persona y además, enorgullecerse es de hacer las cosas por si mismo. No hay quien no presuma cuando se ha hecho su propio gorro o su propia camiseta. Sin embargo, hay otras maneras de fabricarse sus propias cosas que además son mucho más útiles y beneficiosas para el medio ambiente.

como-hacer-jabon-liquido-gota

Y si además eres una persona a la que le gusta respetar la naturaleza, puede que este artículo de Bricolaje10 te interese mucho, porque os vamos a enseñar a cómo hacer jabón líquido.

No sólo ahorrarás en dinero, sino que además, respetarás el medio ambiente y si quieres, puedes hacer jabón, hasta para fregar los platos. Si sigues leyendo te sorprenderá saber la cantidad de maneras de las que se puede hacer un jabón. A continuación te mostramos cómo hacer jabón líquido para manos, gel de baño, jabón para fregar los platos e incuso para lavar la ropa.

Cómo hacer jabón líquido

El jabón líquido se lleva haciendo desde muchísimos años atrás, mucho antes de que las grandes marcaras llegaran y coparan el mercado con sus productos, de los cuáles apenas sabemos nada acerca de su composición real.

Hay muchas formas de hacer jabón líquido, porque son muchas las personas que se interesan por crearlo de la nada. Pero os mostraremos las formas más populares de hacer jabón líquido y las formas más sencillas.

Cómo hacer jabón líquido – Con sosa cáustica

Para hacer el jabón desde cero, necesitamos sosa cáustica, que podemos encontrar en las droguerías. Con 25 gramos, es más que suficiente para esta receta. Y además, necesitaremos:

  • Un litro de agua de grifo, porque no hace falta que sea mineral
  • Un vasito de café de aceite hidratante de almendras. También puedes utilizar aceite de oliva, pero la versión suave
  • Una cucharadita de sal
  • Esencias como en extracto o en seco

Elegimos el tarro que vayamos a utilizar y echamos allí el agua. Luego, poco a poco vamos echando la sosa cáustica. No lo cerramos y con cuidado agitamos suavemente, para que la sosa se disuelva.

Ahora lo dejamos reposar unas horas, porque comenzará a calentarse. No lo cierres y déjalo en un lugar ventilado. cuando se haya enfriado echamos la sal, cerramos y entonces sí, que agitamos fuerte.

Lo ponemos a macerar en un armario, de manera que cada día, durante quince días, lo sacamos para agitarlo y devolverlo a su sitio. Cuando haya terminado ese tiempo, podremos echar las esencias elegidas y comenzar a usarlo.

como-hacer-jabon-liquido-aceite-de-oliva

Verás que cuando lo vayas a utilizar no saldrá espuma, pero es porque no tiene los agentes químicos propios de los detergentes que hacen que haga espuma.

Cómo hacer jabón líquido – Restos de jabón

Este método es muy sencillo de realizar y además, te ayudará a reutilizar los restos de jabón que están allí y que ya son complicados de utilizar. Sólo necesitamos una taza de jabón que tengamos por la casa. Podemos utilizar los sobrantes y si nos hace falta más, siempre podremos disminuir la cantidad de agua.

  • Usaremos un litro de agua destilada
  • Una cucharada de glicerina pura de venta en droguerias
  • Y de manera opcional: esencias y colorantes

Decimos que es opcional porque a lo mejor los jabones son perfumados y no necesitan más aromas extras y los colores también se pueden mezclar y no necesitar un color aparte. Todo depende del gusto de quien vaya a hacer el nuevo jabón líquido

Cogemos una olla grande y colocamos al Baño María el litro de agua destilada. Cuando comience a calentarse, echamos los restos de jabón, siempre rallados y removeremos con cuidado con una cuchara de plástico, porque deja el olor en la madera.

como-hacer-jabon-liquido-restos-de-jabonCuando se haya disuelto todo, lo retiramos del fuego y echamos dentro la cucharada de glicerina pura. Removemos otra vez, hasta que se disuelva. Sólo hay que ver si necesita especias y colorantes. Si lo quieres echar, en este momento, sería lo adecuado.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Dejamos que se enfríe y lo pasamos a un tarro o dispensador donde usaremos el jabón líquido. Este tipo de jabón podría llegar a hacer espuma. Todo depende de la cantidad de jabón y la potencia que tenían los restos como para crearla.

Con este método lo que ganamos es ahorro de dinero y mayor respeto al medio ambiente, ya que reutilizamos trozos de jabón que, de otra manera, seguramente ya no íbamos a aprovechar.

Cómo hacer jabón líquido – Lagarto

Nos encanta esta manera de hacer jabón líquido porque es muy sencilla y además, tiene un aroma increíble, gracias al jabón lagarto. Ese jabón que nuestras abuelas siempre nos recomendaban para usar sobre el pelo, la ropa, la piel… Porque resulta que es buenísimo.

Así, que en homenaje a nuestras abuelas, haremos un jabón líquido casero con el jabón Lagarto. y necesitamos, por supuesto, una pastilla de jabón, que podemos conseguir en los supermercados, droguerías, bazares… pero también:

  • Un rallador
  • Una batidora
  • Un litro de agua
como-hacer-jabon-liquido-lagarto-pastilla

Sólo tenemos que coger el vaso de la batidor y rallar en su interior el jabón Lagarto. Echamos el agua y con la batidora batimos con energía, hasta que no queden grumos.

Tendrá un aroma delicioso y podrás usarlo en la ropa, en el cabello, en la piel… No necesita ninguna esencia más.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Cómo hacer jabón líquido – Para manos

Por supuesto, a veces queremos un tipo de jabón especial para manos, porque a lo mejor unos los usamos para la ropa, otros para el cabello, pero ahora, echaremos un ojo a lo que necesitamos para hacer jabón líquido para manos.

Necesitaremos para esta receta:

  • Dos litros de agua de grifo
  • Una taza con sobras de jabón sólido o escamas de jabón neutro que compres aparte por si no te llegan o si son demasiado olorosos
  • Esencias puras de flores, de frutas o lo que quieras
  • dos cucharadas de aceite de almendras
  • Una cucharada de glicerina pura
como-hacer-jabon-liquido-especifico-para-manos

Es muy sencillo de hacer. solamente hay que calentar el agua y disolver en su interior, sin que llegue a hervir, la glicerina y los restos de jabón. Lo retiramos de fuego y sin dejar de remover, hacemos que se enfríe y quitamos los grumos.

Cuando esté frío, echamos las esencias que más nos gusten y el aceite de almendras. sólo nos queda remover bien y embotellarlo.

Cómo hacer jabón líquido específico – Para cuerpo

Hemos visto cómo hacer un jabón para manos y ahora nos vamos a centrar en otra mezcla que va perfecta como gel de ducha para todo el cuerpo. Este jabón emplea ingredientes totalmente diferentes a los que creemos, ya que esta limpieza es específica y se necesitarán otras cosas.

Necesitaremos:

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);
  • Unos 50 gramos de raíz jabonera. Lo puedes encontrar en herboristerías
  • Un puñado de hojas de salvia
  • Una cucharada colmada de tomillo
  • Un litro de agua
como-hacer-jabon-liquido-especifico-para-cuerpo

Aunque los ingredientes sean diferentes no pasa nada, porque el proceso es muy sencillo. Ponemos a calentar el agua y echamos las hierbas. Luego, echamos los restos de jabón y cuando se haya disuelto todo, echamos la raíz jabonera. Dejamos que hierva unos 45 minutos y luego retiramos del fuego, lo colamos y lo embotellamos cuando se haya enfriado. Con esto ya tendremos un jabón que podemos utilizar para lavar cualquier parte del cuerpo durante la ducha.

En el siguiente punto cambiamos de tercio y vemos cómo hacer un jabón líquido especial para platos.

Cómo hacer jabón líquido específico – Para platos

Por poco se nos olvida el jabón para platos. No podemos tener todo tipo de jabón líquido y luego no tener para los platos. Es una parte indispensable para este artículo porque no hay que utilizar por ejemplo el jabón para manos, para limpiar los platos. Echemos un vistazo a los ingredientes.

  • Una cucharadita de bicarbonato sódico
  • Media taza de Jabón de Castilla, lo puedes encontrar en droguerías
  • Una taza de bórax, también en droguerías
  • 250 mililítros de agua
  • Aceites esenciales para la protección de las manos
  • 2 cucharadas soperas de vinagre de vino blanco
como-hacer-jabon-liquido-especifico-para-platos

Calentamos en una olla el agua y cuando rompa a hervir, vertemos en su interior el bórax. Deja que se vaya disolviendo. cuando esté listo, añade el jabón de Castilla y retíralo del fuego.

Remueve, mientras se esté enfriando y echa los aceites esenciales con aromas y el vinagre. cuando se haya ligado todo y esté frío, lo podemos pasar a un dispensador de jabón.

Estos son algunos de los principales métodos para crear jabón líquido natural y en casa. ¿Cuál ha sido tu preferida? ¿Te atreves a ponerlo en práctica en tu casa?

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

A continuación te hablamos sobre los beneficios de este jabón líquido casero y de otros factores a tener en cuenta a la hora de fabricarlo.

Cómo hacer jabón líquido: beneficios

El jabón líquido, si lo hacemos nosotros mismos tiene muchas ventajas. No sólo se trata de hacer algo por ti mismo, sino que va mucho más allá.

Protege el medio ambiente al emplear productos naturales. Ya se sabe que los jabones y productos de limpieza e higiene personal comerciales incorporan en su fórmula elementos y agentes químicos que resultan contaminantes para el medio ambiente, como por ejemplo sustancias derivadas del petróleo. Muchas veces estos jabones o los restos de recipientes que se desechan acaban contaminando las aguas, la tierra y el aire, ya que además, estos restos químicos tardan muchos años en desaparecer y dejan un gran rastro contaminante durante este proceso.

Ahorras al no tener que emplear mucho dinero en los detergentes de ahora. Los jabones o detergentes “de marca” suponen un importante gasto al mes, sobre todo en familias numerosas o con niños. Cada poco tenemos que ir al supermercado a adquirir nuevos envases, ya sea de jabón para manos, para el cuerpo, para fregar los platos o para lavar la ropa, ya que cada uno de ellos posee además una fórmula específica. Sin embargo, el jabón líquido casero resulta mucho más económico, y obtendremos mayores cantidades de jabón que nos durarán más tiempo, y por mucho menos precio.

Por si estas ventajas económicas fueran pocas, esta el tema de la reutilización, que influye tanto en el factor económico como en el medioambiental. Al reutilizar parte del jabón sobrante u otros ingredientes necesarios para su elaboración, les estamos dando a estos nuevos usos, con lo que aprovechamos al máximo su potencial, reutilizándolos para obtener un nuevo producto, que además está libre de químicos.

Es mucho más efectivo que otros detergentes que te prometen la luna. De hecho nos sorprenderá comprobar la eficacia del jabón casero. Es posible que la primera vez que lo hagamos no nos quede exactamente como debiera y que no sea tan eficaz como nos gustaría, pero con un poco de práctica lograremos elaborar un jabón que iguala e incluso supera en eficacia las fórmulas químicas de las marcas comerciales. En este sentido, la principal ventaja del jabón líquido casero es que mantiene en su composición toda la glicerina, que es un compuesto que ayuda a cuidar la piel y protegerla frente a infecciones. Sin embargo, a los jabone comerciales se les extrae gran parte de esta glicerina, que las marcas luego venden de forma separada en otros productos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_5);

Cuida de la piel porque no tiene químicos que alteren su composición natural. No son pocas las personas que sufren de algún tipo de problema en la piel a causa de alergias o intolerancias a alguno de los productos químicos que incorporan los jabones líquidos comerciales. Al usar jabón natural y elaborado de forma casera, estas personas evitan estos posibles problemas de salud.

Al hacer este jabón educamos a otros en el respeto al medio ambiente. Por ejemplo, podemos enseñar a los niños que cualquier cosa se puede encontrar en la naturaleza, y que no hace falta comprar el jabón en el supermercado, sino que lo puede hacer uno mismo, y que así además se ayuda a respetar mucho más el medio ambiente. Además, hacer jabón líquido no deja de ser una especie de experimento, que seguro que a los niños les va a encantar. Eso sí, a partir de cierta edad y siempre con supervisión de un adulto.

Cómo hacer jabón líquido: otros factores a tener en cuenta

Hay que decir que en lo que se refiere a hacer jabón líquido no todo son ventajas, al menos en un principio. Es cierto que es un producto que ofrece numerosas ventajas, pero también una serie de factores a tener en cuenta.

En primer lugar, es evidente que el jabón líquido casero no se hace solo y que necesita un proceso que requiere de tiempo, espacio y trabajo. No es el procedimiento más complejo ni complicado del mundo, de hecho una vez que sepamos hacerlo será más bien rutinario. Pero resulta más complicado y trabajoso que ir al supermercado. Por ello, mucha gente puede echarse para atrás al no tener el tiempo o las ganas suficientes.

Por otro lado, la mayoría de métodos para fabricar jabón líquido casero no resultan demasiado complejos, pero sí que requieren de ciertos conocimientos previos. Afortunadamente, hoy en día en internet hay mucha información y tutoriales al respecto, pero es habitual que las primeras veces el jabón no quede como pretendíamos o no resulte todo lo eficaz que nos gustaría. En este sentido, es muy importante prestar atención a las medidas de cada ingrediente, para que el jabón tenga la densidad y las propiedades óptimas.

Esto es todo por nuestra parte. A lo largo de este artículo hemos aprendido diferentes métodos para fabricar jabón liquido casero, y conocido un poco más a fondo los beneficios de utilizar este tipo de jabón  Para terminar, os dejamos con unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_6);

Enlaces de interés

En Bricolaje 10 tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos