Escrito por

Cómo hacer monederos de ganchillo de forma fácil y barata

Quien diga que el ganchillo es cosa antigua o de gente mayor, es que no lo ha probado. En este artículo te vamos a enseñar cómo hacer monederos de ganchillo de forma fácil y barata. Monederos por los que, por otro lado, acabas pagando 5, 6, incluso 10 euros en los puestos de la feria. Verás lo sencillo que es hacerlos, que hasta te plantearás venderlos.

Cómo hacer monederos de ganchillo de forma fácil y barata

Para aprender cómo hacer monederos de ganchillo de forma fácil y barata, hay que ser consciente de la tradición ancestral que hay tras este noble arte. Y es que, desde tiempos inmemoriales, el ganchillo se ha utilizado para hacer ropa de todo tipo, especialmente para bebés. Además, no había casa sin un complemento de ganchillo, ya fuera una manta, ya fuera una toquilla, ya fuera un cubre manteles.

Eso sí, con la industrialización y la modernización de los sistemas, el ganchillo ha pasado de ser un trabajo específico de mujeres en la industria textil, a ser un hobby. Eso sí, un hobby con cada vez más adeptos por su función relajante y terapéutica. No en vano, no son pocos los psicólogos que lo recomiendan a sus pacientes como terapia de choque no invasiva para eliminar el estrés. Antes de dar medicación o probar terapias más duras, el ganchillo es un paso previo que ayuda a muchos pacientes.

El motivo del efecto calmante del ganchillo, es la concentración y los movimientos sistemáticos que requiere de nosotros. El ganchillo consiste en repetir los patrones marcados, por lo que estar pendiente de ellos, hace que nos evadamos de nuestros problemas. De paso, solucionamos todos los regalos que tengamos que hacer. Ropita para bebé, calcetines, bufandas y las tan apreciadas mantas de ganchillo que siempre son bien recibidas.

Algo menos demandados pero igual de recurrentes para regalar son los monederos de ganchillo. Y para que sepas cómo hacer monederos de ganchillo de forma fácil y barata, no tienes más que seguir leyendo.

Materiales para hacer monederos de ganchillo

Obviamente, antes de empezar con ello, debemos saber los materiales para hacer monederos de ganchillo. No son muchos pero, por si te surge la confusión, que sepas que en las zonas más chic, al ganchillo lo llaman crochet. Es lo mismo.

  • Lana – Procura tener suficiente lana para el monedero y, sobre todo, de los colores que quieras hacerlo. Debes planificarlo previamente.
  • Aguja – Cuando compres un ovillo de lana, verás que te indica la medida indicada de la aguja para manejarlo. Guíate por eso o, si tienes dudas, pregunta en la tienda que lo compres y déjate aconsejar.
  • Tela – Para cubrir el interior del monedero
  • Tijeras – Las más veteranas de tu entorno te dirán que ellas cortaban la lana sobrante con los dientes. Piensa que también lavaban la ropa en el río. No hay necesidad. Con unas tijeras, mantendrás tus dientes en su sitio.
  • Cierre – Obviamente, al monedero le tienes que poner un cierre, porque sino será un monedero con el que perder dinero. Si es metálico, mejor. Y si viene con los agujeros hechos para que entre la lana, miel sobre hojuelas. Te facilitará mucho el trabajo.

Cómo hacer monederos de ganchillo paso a paso

Y ahora sí, vamos a ver cómo hacer monederos de ganchillo paso a paso. Lo cierto es que con un arte que se remonta a siglos, las alternativas son muchas y variadas. Una vez estás metido en el mundo del ganchillo, puedes hacer todo tipo de experimentos. De momento, vamos con lo básico. En este caso pasa por adaptar nuestra técnica a la forma del monedero y éste al tamaño que tenga el cierre comprado. Obviamente, cuantos más colores, más tiempos nos llevarás, pero más resultón quedará.

En este caso, vamos a optar por un monedero regular, con 10 centímetros de abertura. A partir de ahí, lo que la imaginación te permita.

  • Paso 1 – El primer paso es empezar a tejer la lana. Para ello, se usa la técnica del ganchillo elástico. Es decir, se hace un anillo de 12 puntos medios altos y se doblan, así conseguimos una vuelta con aumento doble.
  • Paso 2 – Debemos tener 24 puntos medios altos, por lo que añadimos otra docena hasta juntarnos con 36 puntos.
  • Paso 3 – De 36, pasamos a 48, y de ahí a 60 puntos. Es en ese momento en el que valoramos si llegamos a 72 o no, según sea el tamaño que queremos para el monedero.
  • Paso 4 – Ya sea con 60, ya sea con 72 puntos, rematamos con dos vueltas más pero sin aumentarlo y le aplicamos el punto de fantasía.
  • Paso 5 – A continuación, cosemos la tela que teníamos para el interior del monedero
  • Paso 6 – Por último, cosemos el cierre metálico. Y ya tenemos el monedero terminado.

Obviamente, puedes variar la técnica y la forma de afrontar esta manualidad, pero conviene empezar por algo básico. Además, si éste es tu primer monedero, te aseguramos que no será el último. Vas a tener ocasión de probar nuevas técnicas.

Ideas para hacer monederos de ganchillo

Una vez que cojas vuelo, lo normal es que amplíes tus horizontes y te atrevas con nuevas metas. En ese sentido, te dejamos algunas ideas para hacer monederos de ganchillo.

Monedero de ganchillo customizado

Una de las ideas para hacer monederos de ganchillo más recurrentes, es customizar el monedero de ganchillo con algo que vaya a gustar a su destinatario. Cuando tengas más controlada la técnica, le podrás añadir un perrito a quien adore a los animales, el escudo de su equipo favorito o, quien sabe, un recuadro en el que meter las fotos de sus hijos. El cielo es el límite. Bueno, y los metros de lana que compres.

Monedero de ganchillo clásico

Si se siguen viendo monederos de ganchillo blancos, por algo será. Es el monedero de ganchillo por excelencia. Las Adidas Stan Smith de los monederos. Un regalo con el que siempre acertarás. Además, no te llevará demasiado tiempo ni complicación, por lo que puedes hacer una decena en serie, y tenerlos como regalo recurrente en caso de urgencia. Ahora, si prefieres otro color, eres libre de aplicarlo.

Monedero de ganchillo hippie

Otro clásico que nunca falla. El monedero de ganchillo hippie es un acierto seguro. Va con todo, gusta a (casi) todo el mundo y lleva décadas arrasando. No tengas dudas en probar este diseño para ver qué tal mezclas los colores.

También te puede interesar:

loadInifniteAdd(44636);