Cómo hacer pulseras de madera

¿Alucinas con los precios que tienen algunas pulseras de madera en tiendas, mercadillos o puestos varios? Sí, algunos vendedores se vienen muy arriba pero así es el mercado y, si hay oferta, es porque hay demanda. Ahora, si no quieres gastarte un dineral en una pulsera sencilla, te contamos cómo hacer pulseras de madera y que te ahorres un buen dinero. Además, si le coges el gusto, incluso puedes venderlas por tu cuenta. Eso sí, más baratas.

Cómo hacer pulseras de madera

Saber cómo hacer pulseras de madera tiene, entre otras ventajas, que serás tú quien decida el diseño de las mismas. Así, te aseguras que te va a gustar. Por otro lado, el ahorro a nivel económico va a ser considerable, como ya hemos comentado. Pero, además, si tienes que hacer algún regalo, tienes la ocasión perfecta para lucirte y quedar de lujo.

¿Qué vas a necesitar para aprender cómo hacer pulseras de madera? Básicamente, palos de madera de helados, además de otros materiales que ahora te diremos. Pero el principal material será el palo que sujeta los helados, para que te hagas una idea del coste que tendrá hacer las pulseras de madera.

¿Qué materiales necesito para hacer pulseras de madera?

Como hemos comentado, los palos de helado son la base de este DIY. Obviamente, no es el único material que necesitas para hacer pulseras de madera.

ANUNCIO
  • 12 palos de helado
  • Vaso de cristal
  • 500 ml de agua
  • Un bol amplio
  • Una cuerda fina
  • Decoración para la pulsera
    • Pintura
    • Témpera
    • Papel
    • Pegatinas
    • Cinta washi tape
  • Cola blanca de carpintero

Cómo hacer pulseras de madera paso a paso

Con los materiales preparados, ahora ya solo falta saber cómo hacer pulseras de madera paso a paso.

  • Paso 1 – Lo primero que debemos hacer es reblandecer la madera para poder trabajar con ella y que no se rompa. Para hacerlo, tenemos dos alternativas y puedes escoger la que prefieras
    • Agua hirviendo – Si metes los palos de madera en un bol con agua hirviendo, podrás moldearlos con facilidad. Eso sí, la recomendación es que uses bastante palos de helado, pues las altas temperaturas astillarán alguno que otro y eso te impedirá usarlos.
    • Reposar en agua – La segunda opción es más eficaz pero requiere más tiempo. En este caso, debemos dejar los palos metidos en agua tibia durante toda la noche o durante la jornada laboral. Cuando vayas a cogerlos, verás que la madera está blanda y es maleable. Si tienes tiempo, esta alternativa es mejor, pues los palos de helado no se romperán. Si no te corre prisa, no habrá problema en escoger esta opción.

  • Paso 2 – En el paso 2, que es en el que daremos forma a los palos de madera, también tenemos dos formas de hacerlo:
    • Vaso – Con los palos de madera listos para ser moldeados, toca darles la forma de pulsera. Realmente, esto se puede hacer dando forma con las manos, pero hay un truco más sencillo que te facilitará el moldeado. Coge el vaso que tenías con los materiales y mete las pulseras dentro, abarcando el contorno del vaso en su interior. Dependiendo de cómo sea el vaso de grande, puedes meter varios palos de helado y hacer varias pulseras a la vez.
    • Bote y gomas – La otra alternativa para que los palos de helado se curven, es usar un bote de desodorante en spray o de espuma de afeitar, no demasiado ancho, y colocar las pulseras alrededor de su cuerpo. Obviamente, puedes colocar muchos más palos, dependiendo del tamaño. Para que no se suelten, ni vuelvan a su forma original, debes sujetar cada palo con 3 gomas y así asegurarte que no se mueven.

ANUNCIO
  • Paso 3 – Como el vaso y el bote tienen forma circular, les dará la forma deseada. Para asegurar que cogen la forma que queremos, deja los palos metidos en el vaso o enganchados al bote durante 4 horas, aunque puedes ir verificando si se han secado, sacándolos y comprobándolo.
  • Paso 4 – Cuando los palos hayan cogido la forma de pulsera, es hora de la decoración. No obstante, si quieres ajustarlos, puedes hacerlo. Haz dos agujeros en los extremos de la pulsera y únelos con una cuerda, una goma o una cadena. Le darás un punto más premium a tu creación.

Y ahora sí, sería el momento de decorar la pulsera. Y si no sabes cómo hacerlo, te dejamos algunas ideas para decorar pulseras de madera. Para llevarlas a cabo, te recomendamos usar la cola blanca de carpintero. No sólo fija de maravilla cualquier material, sino que le dará brillo a éste si le pasas una capa por encima. Y ojo, aunque al darla se quede blanca, cuando se seque se volverá transparente. No te asustes

Ideas para decorar pulseras de madera

Ideas para decorar pulseras de madera hay millones. Obviamente, cada pulsera que hagas será única e irrepetible. Ahora, para empezar, no está mal tener alguna guía a la que agarrarnos. Por tanto, aquí tienes unas cuantas ideas para decorar pulseras de madera:

  • Cinta Washi Tape – Es una forma sencilla, rápida y elegante de decorar tu pulsera. Las cintas washi tape están disponibles en inifinidad de formas, colores y tipos, aprovecha para usarlas en tus primeras creaciones pues, al tener una cara adhesiva, te facilitarán el trabajo.
  • Pintura – La alternativa obvia es la de la pintura. Además, al ser madera, te permite usar todo tipo de pinturas: acrílicas, rotuladores, óleo…
  • Material reciclado – ¿Por qué no? Puedes coger revistas o papel de regalo que no vayas a usar y aprovecharlo para forrar tus pulseras de madera. ¿Lo bueno? Nadie llevará una pulsera igual en ningún sitio.

  • Pintauñas – Es un recurso sencillo, al alcance de cualquiera, y cuyo resultado es una maravilla. Además, tienes colores de todo tipo, desde brillo a mate, pasando por purpurinas o incluso de varios tonos.
  • Tela – Una opción muy pintona es la de coger algunos retales que tengas en casa y usarlos para tus pulseras. Valen todos los materiales. Desde tejido denim, a algodón, pasando por seda o nylon. Lo que tengas, bienvenido será. Es más, si tienes una prenda con encaje que no usas, quedará de maravilla en tus pulseras de madera DIY.
  • Collage – Obviamente, una alternativa muy suculenta es la de mezclar varios materiales. Por ejemplo, telas con pintauñas o pintura con revistas. Piensa en diseños vintage, elegantes o divertidos pero ten claro qué vas a hacer antes de lanzarte.

También te puede interesar:

También te puede interesar