Escrito por Tendenzias

Cómo hacer un dron casero con materiales reciclados

Quien hubiera apostado a que la moda de los drones era una burbuja pasajera que tardaría poco en explotar, estaba muy confundido. Estos objetos voladores más que identificados y controlados por ley, se han convertido en un elemento de ocio a la altura del iPad, y con el añadido de gustar a jóvenes y adultos, con lo que tiene pinta que los drones han venido volando para quedarse.

El único problema de los mismos, por el momento, es su alto precio. Este hecho, de momento, ha limitado sobremanera la masificación de las calles con pequeños aparatos sobrevolando nuestras cabezas. Es cuestión de tiempo. Sobre todo cuando aquellos sin posibilidad económica para comprar uno, aprendan cómo fabricar un dron casero con materiales reciclados.

Sí, es llegar el Do It Yourself a otro nivel, en concreto, al militar, eso sí, sin objetivos bélicos a la vista, o al menos eso esperamos. La finalidad de estos drones caseros es meramente lúdica, para el uso y disfrute de la familia. Además, si una vez terminado, logra que alce el vuelo, el premio será doble: dron propio a buen precio y tu ego de manitas por las nubes. Y la erótica del poder es irresistible.

Ahora, para quienes no se sientan capaces de llevar a cabo tal obra de ingeniería, lo pondremos fácil. Basta con pensar que esto es un Lego, tamaño real, en el que las piezas no te romperán un pie si las pisas, ni te costarán 200 euros, si las compras ya montadas. Dicho lo cuál vamos a aprender cómo hacer un dron con materiales reciclados.

Cómo hacer un dron con materiales reciclados

Antes de empezar, es imperativo que dispongas de todos los materiales necesarios para tu gran obra. Y es que, aunque la estructura del dron va a estar hecha con materiales habituales en una casa, es posible que, por estas cosas de la vida, siempre falte alguno. No te preocupes, la inversión va a ser mínima, incluso siempre puedes echar mano de vecinos o familiares para tomar prestado lo que necesites. No lo echarán en falta. Seguro.

Qué necesitas:

  • Tablón de madera: 37 cm x 10 cm x 1 cm
  • Listón de madera: 70 cm x 30 cm x 1 cm
  • 4 tuercas
  • 4 tornillos para M5
  • 6 patillas para muebles
  • 8 arandelas para M5
como-hacer-un-dron-paso

Si aún no sabes de donde sacar el material, cuenta con que el listón y el tablón los puedes coger de algún mueble random que tengas por casa. También vale el tablero de una mesa o alguna puerta que no uses y tengas almacenada en el trastero. Ahora, un detalle importante y a tener muy en cuenta, es la ley. En concreto, la que marca que el peso máximo de un dron que vuele en España no puede superar los 578 gramos, por lo que vuelve a poner la puerta de madera maciza de tu suegra en su sitio.

En lo que respecta a la parte electrónica, la cosa se complica. Es lógico pensar que un tablón de madera es más simple que una serie de cables que vamos a interconectar para hacer volar un aparato casero, ¿no? Nada de entrar en pánico, pues te vamos a dar instrucciones precisas y concretas de lo que necesitas y dónde va cada elemento. Es más, tenemos hasta la tienda donde comprar el material: Hobbyking. A precios más que razonables, encontrarás todo lo que necesitas para tu dron.

como-hacer-un-dron-moqueta

Pincha aquí para ir a Hobbyking

Qué necesitas:

  • 4 motores DJI de 920KV
  • 1 variador QBrain para Quadcopters de 25 A
  • 5 cables macho-macho
  • 2 conectores XT60 (macho y hembra)
  • 2 pares de hélices 09×4,7 de CW y CCW
  • Controladora HK KK2
  • Tornillos M2 para madera
  • Batería de 5000mAh 3S
  • Velero
  • Bridas

Cómo hacer un dron con materiales reciclados paso a paso

Como es lógico, no vamos a construir un concorde, más que nada porque alguna aerolína de bajo coste podría usarlo para sus puentes aéreos. Vamos a hacer un aparato casero para divertimento propio, hasta que te dé por otro hobbie. Es decir, un fuselaje básico con cuatro ramificaciones que actúen de sujeción de los motores. Con ello debe bastar.

Paso 1 – Divide el listón de madera en dos partes iguales. Es muy importante que la distancia que va desde los motores al centro sea equidistante y lejana. El objetivo es que las hélices tengan espacio de sobra para poder coger todo el aire posible y aguantar mejor el vuelo.

Paso 2 – Con el listón dividido, pegamos cada uno de los trozos a ambos lados del tablón, es decir, para que nos quede con forma de H, lo más perfecta posible, con el tablón en el centro.

Paso 3 – Pegamos las patillas para muebles debajo de los dos listones, una en cada uno de los extremos y otro par en la zona del centro. Aunque cueste creerlo esto será el tren de aterrizaje. Se recomienda que las patillas estén a una distancia similar, aunque tampoco es de vida o muerte que las cuentas no salgan perfectas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Paso 4 – Dale al play y sigue las instrucciones. Toca la parte electrónica y si te lo contamos, la cosa no acabará bien. Mejor que veas este vídeo y sigas las recomendaciones…

Terminado tu dron, no debes olvidar las recomendaciones de seguridad antes de hacerlo volar. Y es que, sin comerlo ni beberlo, te puedes buscar un lío. Imagina que el dron se va derecho a un viandante y le golpea; o que una persona, por anónima que sea, piensa que le están grabando; o peor aún causas un estropicio eléctrico, al choca tu dron con un cable de alta tensión. Prepara la cartera.

Por tal motivo, es importante que busques una zona despejada, amplia y alejada de los núcleos urbanos. Cuanta menos gente alrededor, menos potenciales víctimas. Además, debes comprobar el entorno, a lo Oliver Queen, y verificar los elementos con los que puedes chocar. Da un par de vueltas, siempre hay algo dispuesto a romper tu flamante dron manufacturado.

Ojito con la altura. Si te vienes arriba, acabarás sin dron en cuando lo levantes. La recomendación es no elevarlo más de cinco metros. Y es que, cuanto más subas, menos control tendrás sobre la máquina. Además, si falla algo y está arriba, el golpe a alguien puede ser letal.

La regla de los cinco metros, aplícala también contigo. No lo acerques demasiado a tu cuerpo, que las hélices te pueden rebanar el pelo, una oreja o algo peor sin que te des cuenta. Si vas con más gente, todos pegados y sin moverse demasiado cuando el dron esté fuera.

como-hacer-un-dron-pro

No presiones al dron, no eres el Schumacher de los drones. Si ya de primeras, le pones a tope, acabarás quemando el motor. Dale tiempo, dale rodaje y dale espacio para que uno y otro os conozcáis. Todo mejoras en las citas siguientes…

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

También te puede interesar: 

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos