Cómo hacer un estor | Paso a paso

Os enseñamos Cómo hacer un estor | Paso a paso ya que los estores están de moda, os proponemos que hagáis unos de tela que seguro te van a servir para cubrir ventanas o las puertas del balcón este otoño. Y de paso, podéis darle otro toque a vuestra decoración.

tutorial-como-hacer-un-estor

Un estor puede ser el elemento que le dé el toque de distinción y originalidad necesario a las ventanas de tu casa. Si quieres olvidarte de las cortinas y prefieres apostar por los estores, te mostramos la manera de hacer tu propio estor en casa.

Hacer un estor no es algo complicado aunque sí algo laborioso. Para hacer un estor podemos seguir los pasos de este tutorial que a continuación os explicamos y que te permitirá cambiar las cortinas de casa para esta temporada.

Materiales para hacer un estor

  • Telas
  • Telas de revestimiento
  • Velcro, para el ancho del estor
  • Cuerda de nylon (que sea el del ancho y el largo del estor)
  • Lápiz para marcar la tela
  • Espiga de madera
  • Anillas de plástico de 12 mm para coser al estor
  • Taco de pared para la cuerda
  • Liston de madera de 2.5 cm2
  • 4 ojales de tornillo
  • Regla o metro para medir

Pasos para hacer un estor

En este apartado iremos viendo, poco a poco y paso a paso, todo lo que tenemos que hacer para hacer nuestro propio estor casero e instalarlo en las ventanas. ¡Vamos allá!

pasos-para-hacer-un-estor

1. Comenzamos midiendo la ventana para saber cuanto debe medir el estor. Los estores suelen ser del mismo largo que la ventana, quedan sobre el marco, pero algo más ancho por los lados por lo que a las medidas que hayas tomado, puedes sumar 2 centímetros de más para cada lado y también 5 centímetros para el largo.

2. Una vez hemos medido la ventana, cortamos la tela con las medidas que hayamos tomado y sumando los centímetros de más y enganchando además  a la tela de revestimiento. Tenemos que coser por los lados y la parte inferior a 2.5 cm del borde. Luego se recorta diagonalmente por las dos esquinas inferiores y se hace una costura a 6 mm del borde inferior.

3. Insertamos la espiga de madera entre las costuras de la parte inferior. Damos la vuelta al estor y tenemos que presionar los bordes. Una vez hecho esto, aplanamos y enganchamos las telas para que queden bien juntas cuando las cosamos.

4. Con una regla y un lápiz, marcamos una línea a 5 centímetros del borde superior. Y luego, con el largo restante dividimos y marcamos en secciones horizontales iguales a 20-30 cm de distancia, con una mitad en la parte inferior del estor. Cada secciones necesitara una espiga de madera

5. Cortamos las tiras de revestimiento sobrante con 7,5 centímetros de ancho y con el mismo largo que la ventana.

6. Doblamos cada tira a la mitad de su ancho con sus derechos juntos. Cosemos uno de los extremos. Le damos la vuelta y presionamos.

7. Enganchamos los  bolsillos al revestimiento 12 mm por debajo de las líneas marcadas, diblamos el borde en la parte superior y lados del bolsillo a cada lado del estor.

8. Cosemos los bolsillos al revestimiento por las líneas marcadas, teniendo el derecho hacia arriba, e insertamos las espigas de madera en cada bolsillo.

9. Una vez hecho esto cosemos los anillos de plástico, al borde superor de cada bolsillo y dejando una distancia de entre 20-4o centímetros para cada anilla. Con uno en el centro y uno a 5 centímetros de cada lado.

10. Cosemos el extremo que ha quedado abierto de cada bolsillo. Reforzamos, con la máquina de coser, todas las capas 6 mm hacía adentro.

11. Tenemos que unir los bordes superiores del estor y los doblamos a 2,5 centímetros sobre el revestimiento, y presionamos. Enganchamos y cosemos el velcro en la parte superior del revestimiento. Cosemos  ambos lados del velcro en la misma dirección.

12. Una vez cosido todo, se acomoda el taco de pared por debajo del marco de la ventana. Se engancha el lado adhesivo del velcro a la parte delantera del taco.

13. Asegurándonos de que el velcro está bien sujetado al taco, se cuelga el estor presionando ambas partes del velcro.

14. Se atornilla un ojal en la parte baja del taco directamente sobre cada línea de anillos y un ojal en la parte del taco.

15. Cortamos la cuerda de nylon en 3 partes iguales y se hace un nudo en cada tira a cada anillo en la fila inferior. Se tiene que pasar cada cuerda por cada línea de anillos y a través de los ojales del taco, llevando las 3 cuerdas hacia un lado del estor.

16. Se cortan los excesos que nos sobren de la cuerda y se atan juntas. Se fijn al marco de la ventana con la altura adecuada. Tiramos del  estor hacia arriba y se enrolla la cuerda formando un 8 para asegurarla.

Y con esto habrás terminado. Ha sido una tarea bastante engorrosa, lo sabemos, sobre todo si es la primera vez, pero no ha sido tan difícil, ¿verdad? Además a partir de ahora será mucho más sencillo y, para otra ocasión, lograrás seguro unos estores mucho más bonitos y en mucho menos tiempo.

Hacer un estor elegante

estor enrrollable Ya que nos hemos propuesto hacer nuestro propio estor casero, sería interesante que además intentáramos hacer un estor original y elegante. Para ello puedes tener en cuenta una serie de consejos:

Los estores como bien vimos anteriormente pueden ser diseñados en diferentes tipos de tamaños y telas. Lo ideal es que no utilices una tela muy rígida ya que de lo contrario el efecto de caída y de ondas que tienen los propios estores no lo conseguirás.

La elegancia al momento de crear un estor se va a basar fundamentalmente en la elección de la tela, con lo cual, tienes que tomarte el tiempo necesario para elegir la tela más adecuada para cada momento.

Ten en cuenta también el tema de las medidas ya que muchas veces un tipo de tela que te gusta no es adecuada para el sitio en donde quieres colocarlo o tienes que comprar mucho más de lo que piensas, con lo que la creación del estor elegante puede que se te vaya de precio.

Es importante también que tengas en cuenta que la tela no se puede arrugar en ningún momento y que si escoges colores blancos o más bien cremas, debes tener en cuenta que el mantenimiento de esa tela será mayor al de otro tipo de tela de otro calor que no se ensuciará con facilidad.

Por ultimo, recuerda que el estor también es un elemento decorativo y, por tanto, debe ir en consonancia con el estilo del resto de la habitación.

Consejos finales para hacer un estor

Para finalizar, te dejamos con algunos consejos básicos que debes tener en cuenta para que el estor quede perfecto.

tipo de estor

  • -Si quieres que la tela de los estores tenga algún tipo de onda o similar que no se puede crear a partir de la propia caída de la tela, entonces puedes fabricar unas pequeñas plantillas a tu gusto con forma de semi círculo los cuales harán la medida para que puedas cortar y así crear ese efecto que deseas. En este caso no sólo tendrás que cortar sino también coser.
  • No planches mucho la tela antes de colgarla porque puede perder ese efecto ondulado tan bonito y que tanto deseas.
  • Las prisas no son buenas en el momento de coser, con lo cual tómate tu tiempo y disfruta de lo que estás haciendo. Si no puedes hacerlo todo en un día no hay problema, es mejor que lo hagas a tu ritmo a hacer uno estor que quede mal o que no tenga el tamaño que deseas y debas comenzar el trabajo nuevamente. Sobre todo si es la primera vez que te pones manos a la obra con un estor hazlo sin prisas; además, puede ser una actividad muy divertida y reconfortante para hacer en pareja.
  • Por último, si quieres colocarle algún tipo de decoración en la parte final de las ondas, colócalos al final para que no se manchen en el proceso.

Y ya está, seguro que con esto ya lo tienes, ahora solo queda ponerse manos a la obra y comenzar a hacer tu propio estor. ¡Quizá hasta te quede mejor que los que se ven en algunas tiendas de decoración! Y con la ventaja de poder utilizar las telas, colores y dibujos que prefieras.

Qué telas utilizar para hacer un estor

como-hacer-un-estor-tutorial2

Tan importante como el diseño y lugar de colocación de tus estores es el tejido que usarás para confeccionarlos. Es importante escoger una tela que sea resistente y que no se ensucie con facilidad pero que, sin embargo, sí que puede lavarse bien. Además, tiene que ser una tela que no se arrugue y que resista las inclemencias del lugar.

Las telas más recomendadas para hacer un estor son el lino, el algodón, la seda, el terciopelo y el nailon. Veamos cuáles son las ventajas de cada uno de estos tejidos.

El lino, este tejido procedente de Egipto es muy elegante y, por eso, uno de los preferidos a la hora de confeccionar cortinas y estores. Tiene como ventaja de que soporta muy bien los rayos ultravioletas y además tiene propiedades aislantes lo cual también beneficia que se conserve la temperatura tanto en verano cuando ponemos el aire, como en invierno al encender la calefacción. Un beneficio añadido es que el lino deja traspasar la luz, así que es idónea porque no oscurece la estancia sino que le da luminosidad.

Aprende también a confeccionar una cortina para la cocina:

Aparte, en la actualidad, el lino se vende mezclado con algodón y con tratamiento de resinas que hacen que el tejido sea muy resistente y que se limpie bien en la lavadora siempre que usemos jabón para prendas delicadas.

El segundo tejido favorito para hacer estores es el algodón. Es la tela más usada y, sobre todo, para los baños. Al igual que el lino, el algodón deja pasar la luz, además tiene la ventaja añadida de que es un material que no produce alergias. Simplemente te diremos que existen muchos tipos de tejido de algodón porque reciben distintos tratamientos, así que debes escoger cuidadosamente uno que no se arrugue con facilidad y que no sea muy absorbente, sobre todo si vivimos en climas o en zonas de mucha humedad. Por el contrario, si vives en zona calurosa, el algodón es perfecto.

Para lavar el algodón también vale la lavadora, pero cuidado con que no pierda los colores.

El siguiente tejido para estor es la seda. Es la tela más elegante y sensual de todas pero tiene de inconveniente que es muy delicada, se ensucia fácilmente y pierde el color como consecuencia de los rayos de sol o de los lavados. Hay que lavarla en seco e incluso mejor si la llevas a la tintotería. Sin embargo, tiene de bueno que ilumina y da color a las habitaciones y resiste bien con la humedad.

Si en quieres elegancia y sensualidad en tus estores, para un dormitorio, por ejemplo, pero la seda no te ha convencido, otra opción es el terciopelo. Dormitorios y salones quedan de ensueño con estores de terciopelo. Además, es una tela aislante y que, en la actualidad, recibe tratamientos para obtener terciopelo con distintas características como resistente al agua, al fuego y a las manchas.

Finalmente, tenemos el nailon. Es una imitación de la seda aunque mucho más resistente. Tan resistente que incluso es apto para cocina y cuartos de baño y no pierde el color.

Tipos de estores

como-hacer-un-estor-tutorial

Existen distintos tipos de estores y vamos a mostrártelos todos para que veas cuál de ellos conviene mejor a tu hogar.

Estor de varillas

Se trata de una cortina estirada que se recoge hacia arriba en lugar de hacerlo hacia los lados como es lo habitual. Llevan varillas transversales y es muy fácil y cómodo de montar y desmontar. Por esta razón es uno de los más utilizados, sobre todo en salones.

Estor de paquete

Funciona igual que el estor con varillas pero al no llevar estas, se sube de manera irregular, lo cual eso sí le da una apariencia más natural porque el tejido se ve más suave por la caída. Cierto que no tienen la formalidad de los estores con varillas, pero en decoraciones de estilo ibicenco quedan geniales.

Estor veneciano o abullonado

En este caso, el estor lo que lleva son cintas que suben el tejido frunciéndolo en vertical. Es ideal si quieres dar un aire romántico a la estancia. Pero es recomendable usar tejidos ligeros porque se verá muy grueso cuando se recoja.

Estor doble

O también llamados estores de día y noche. Es un doble estor con doble tejido, uno más tupido y un visillo más traslúcido y fino. Esto nos permite echar el estor para conseguir un ambiente más íntimo, recogido y oscuro, o dejarlo más luminoso echando tan solo el visillo.

Estor enrollable

Los hay manuales o a motor y se enrollan en un tubo horizontal. Eso sí, son muy difíciles de mantener, porque son láminas que no pueden desmontarse, lo cual es un problema para lavarlos. Por ello, necesita de tejidos y láminas especiales.

Estor con guías para buhardillas

Los recomendados para ventanas inclinadas de buhardillas o para techos de terraza que está cerrada.

Estor japonés

Paneles independientes que, para abrir el estor se cruzan entre sí. Se usan para separar ambientes, y para decorar.

Estor de lamas

En este caso no hay tejido sino que este se sustituye por otros materiales tipo plástico, madera o aluminio. Permiten no solo pasar la luz más o menos según queramos, sino también decidir la orientación de la luminosidad.

Vídeo de cómo hacer un estor paso a paso

En los tres videos que te mostramos a continuación tienes un tutorial, paso a paso, para realizar tu propio estor. Puedes guiarte por los pasos que se te indican, pero luego ya, la decoración del estor en sí depende de tus gustos o de tu creatividad:

Parte 2 del video

Parte 3

Vídeo sobre colocar un estor en una ventana

En este último video puedes ver cómo colocar estores enrollables de forma sencilla.

Te puede interesar

Y si el artículo te ha resultado útil no te olvides de compartirlo con tus amigos y contactos en Facebook, Twitter o Google +.

4.90 - 41 Votos

Deja un comentario