¿Cómo se hace una silla con cuerdas?

Ahora que, por culpa de la pandemia, tenemos más tiempo, qué mejor que aprovecharlo renovando el mobiliario de casa. Y ya si podemos hacerlo gastando lo mínimo, miel sobre hojuelas. Es exactamente lo que vas a conseguir cuando sepas cómo se hace una silla con cuerdas.

Cómo se hace una silla de cuerdas portada

Las sillas de toda la vida que han pasado de ser habituales en todas las casas a elementos vintage y de coleccionista, cuando resulta que todo el que se lo proponga se las puede hacer por sí mismo. Y si no te lo crees, sigue leyendo y aprende cómo se hace una silla con cuerdas paso a paso.

¿Cómo se hace una silla con cuerdas?

Obviamente, para aprender cómo se hace una silla con cuerdas necesitamos una silla antigua o que esté rota para encordarla. En este caso, las ideales son las sillas del pueblo, para entendernos. Una silla con décadas que vamos a renovar, recuperar y dar una segunda vida.

Cómo se hace una silla de cuerdas terminada

Materiales para hacer una silla con cuerdas

Obviamente, antes de ponernos manos a la obra, tenemos que preparar los materiales para hacer una silla con cuerdas. En este caso, son pocos materiales los que vamos a requerir:

ANUNC1O
  • 100 metros de cuerda
  • Grapadora manual
  • Guantes de trabajo
  • Agua
  • Jabón
  • Lija
  • Cola blanca
  • Imprimación selladora
  • Esmalte mate
  • Brocha

Cómo se hace una silla de cuerdas portada materiales

Los guantes de trabajo también pueden ser de piel y son una parte imprescindible del trabajo. Por un lado, te van a proteger las manos. Por otro lado, los vamos a necesitar para tensar con fuerza la cuerda y, sin ellos, acabaríamos con las manos abrasadas.

Cómo se prepara una silla con cuerdas paso a paso

Vaya por delante que el proceso para recuperar una silla de cuerdas es lento. Es decir, tómate tu tiempo y disfruta el viaje que te va a procurar este DIY. Así  es como se hace una silla con cuerdas paso a paso.

Cómo se hace una silla de cuerdas paso a paso

ANUNCIO
  • Retirar cuerda – Es más que probable que la silla que vayamos a usar tenga más años que nosotros, nos la hayan regalado por descartes de mudanza o, incluso, venga de la basura. Toca adecentarla. En este caso, lo primero sería quitar los restos de cuerda anterior que haya y dejarla toda retirada.
  • Limpieza a fondo – Si en circunstancias normales lavaríamos a conciencia la silla, en plena pandemia toca hacerlo con más ahínco, si cabe. En este caso podemos usar agua y jabón neutro para dejarla bien limpia, retirar la suciedad y los gérmenes que tenga.
  • Lija – El siguiente paso es lijar la silla para dejarla preparada y, a continuación, darle una capa de cola reducida con agua que ayudará a que el poro de la madera cierre. Es lógico pensar que una silla antigua tenga la madera reseca y con esta combinación, le daremos nueva vida.

Cómo se hace una silla de cuerdas portada banco

  • Imprimación – Antes de pintar, debemos aplicar una imprimación selladora que, no sólo protegerá la superficie de la madera, sino que ayudará a que la pintura queden bien sellada. Una de las más sencillas de usar es la imprimación al agua, cuyo secado es bastante rápido y, además, no huele demasiado fuerte.
  • Esmalte – No tengas reparo en invertir en un esmalte de calidad para que el acabado de la silla sea perfecto. De hecho, te recomendamos aplicar dos capas para que te dure mucho más tiempo. El esmalte puede ser mate, satinado o brillante, pero si quieres darle un aspecto antiguo, lo aconsejable es mate. Aunque si quieres algo más elegante, la opción del satinado es muy agradable al contacto y su brillo medio, extremadamente llamativo.

Cómo se hace una silla de cuerdas proceso

  • Cómo pintar la silla – Para pintar la silla, comienza por las patas. Dále la vuelta a la silla y apoya el respaldo en algún sitio para hacerlo de forma más cómoda. El siguiente paso es pintar el asiento, para terminar con el respaldo y la zona superior.
  • Deja secar – Deja secar la silla el tiempo indicado por el fabricante del esmalte y hazte a la idea que toca encordar la silla en cuanto podamos manipularla.

Cómo se hace una silla con cuerdas paso a paso

Tras prepararla, es hora de mostrar cómo se hace una silla con cuerdas paso a paso. Hemos dado muchas vueltas hasta llegar aquí, pero si vamos a restaurar la silla, hay que hacer todo esto antes de encordarla o será mucho más complicado hacerlo al revés.

  • Dos madejas – Para hacer una silla con cuerdas necesitamos dos cabos, por lo que debemos cortar la madeja de hilo por la mitad y contar con dos bolas de 50 metros de cuerda cada una.
  • Grapadora – Con la grapadora, enganchamos un cabo de la cuerda a la zona de atrás inferior de la silla. El otro cabo irá en la zona izquierda de la silla, también por debajo, donde no se vea.
  • Tres vueltas al asiento – Cogemos el cabo de la cuerda de la parte de atrás y le damos tres vueltas al asiento, tensando todo lo que podamos y dejando tres pases de cuerda sobre el asiento.
  • Tres vueltas a derechas – El siguiente paso consiste en dar tres vueltas al cabo de la izquierda. Lo haremos de izquierda a derecha y, seguidamente, de derecha a izquierda, así hasta cubrir el asiento completo. Es complicado que te quedes sin cuerda pero, de pasar, basta con añadir más cordaje, dejándolo grapado al asiento inferior.
  • Nudo de terminación – Cuando hayamos cubierto todo el asunto, realizaremos un nudo de terminación en la zona inferior, donde no se vea. Pero además, esos nudos deben ir metidos dentro del cordaje, para que no se vean. Estéticamente impecable.

Cómo se hace una silla de cuerdas terminada

Así las cosas, ya tendríamos nuestra silla de cuerdas recuperar y lista para su uso. Eso sí, conviene dejarla 24 horas para que las cuerdas se fijen y no salten al sentarse. A partir de ahí, a disfrutar de unas sillas recuperada que, comprada en una tienda, bien podría haber superado los 100 euros, siempre que queramos algo de calidad

Además, su uso se adapta a todo tipo de ambientes. Desde la sala de estar a una terraza, pasando por el comedor, la madera pega con todo y, si está cuidada, más todavía.

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar