Escrito por Tendenzias

Cómo limpiar el colchón | Trucos y consejos

¿Por qué debemos limpiar el colchón? Básicamente, porque ahora mismo puede tener en torno a 10 millones de ácaros haciendo colecho contigo. No son pocos. Es más, los expertos confirman que una cama no desinfectada, puede tener consecuencias directas en el sueño o provocar alergias. No es cosa a tomarse a broma.

Por tal motivo, hoy te vamos a enseñar cómo limpiar el colchón. Eso sí, teniendo en cuenta que la recomendación marca que lo cambiemos cada 10-15 años. Dependiendo de la durabilidad del mismo. Independientemente de su calidad, eso sí, toca limpiarlo, al menos, una vez al año, que no hace daño.

Cómo limpiar el colchón

Lo primero que debemos tener claro para que nuestro colchón sea medianamente higiénico, es que debemos ventilar la habitación. No hace falta tener la ventana abierta todo el día, pero sí un buen rato por la mañana (con 10 minutos antes de empezar a hacer la cama, tienes de sobra). Con este gesto conseguimos que los ácaros se mueran. Ahora, al morir, siguen estando en la cama, por lo que es recomendable cambiar las sábanas con regularidad semanal para que estos no se perpetúen en ellas.

A pesar de ello, el tamaño minúsculo de ellos, hace que traspasen la tela de las sábanas y lleguen al colchón, acumulándose durante año. Sí, cambiar la sábanas ayuda pero no es definitivo. Y esto puede convertirse en un problema grave para tu salud.

Para empezar, estos arácnidos microscópicos pueden provocar alergias, tos, escozor de ojos, dolor de garganta y otros síntomas de irritabilidad. Son lo más habituales. No los únicos. Y es que las legañas excesivas, en muchos casos, se deben a la presencia de estos bichitos.

Más dañino todavía puede ser el hecho de que nos provoquen insomnio. Puede llegar a pasar. Cuanto más viejo sea el colchón, más opciones de que los síntomas sean más complicados. Irritación en la piel, incluso jaquecas pueden ser otras afecciones vinculadas a la presencia masiva de ácaros.

Cómo limpiar el colchón | Desinfectar

Una vez claro lo de las sábanas, toca dar un paseo más allá: desinfectar el colchón. Para ello, debemos tener la costumbre de airear el colchón al menos dos veces al año. Podemos aprovechar la llegada de otoño y de primavera, para tenerlas como referencias. De paso, ese día se aprovecha para lavar la funda, a la mayor temperatura posible, ya que puede tener ácaros como para refundar el Parque Jurásico de Steven Spielberg. Cambiando el ámbar en que se conservaban los dinosaurios por tu cama, en la que hibernan millones de bichejos.

Tampoco es baladí el pasar la aspiradora por encima del colchón. Obviamente, antes de hacerlo por el suelo o comprar una de mano específica. Muchos bichitos serán absorbidos con un sencillo gesto.

Si además, el colchón se ha visto expuesto a orina o heces, lo recomendable es lavar a mano con agua, detergente y un cepillo. A veces lo de toda la vida es lo que mejor funciona. Para retirar la espuma, coge un trapo mojado y retírala. Deja que seque al aire y mantén las anteriores actuaciones.

Cómo limpiar el colchón con bicarbonato

No serán pocas las personas que has oído que usan este método y hoy te lo vamos a mostrar. Cómo limpiar el colchón con bicarbonato. Para ello, necesitas 250 gramos de bicarbonato de sodio, un colador, un vaso de plástico con tapa y una cucharada de aceite esencial de árbol de té.

Tan sencillo como quitar las sábanas, y lavarlas de paso, y llevar el colchón a la terraza. Allí lo dejamos airear un rato, mientras nosotros mezclamos el bicarbonato con el aceite esencial. El primero es un asesino de bacterias como pocos. El segundo es un desinfectante natural tremendo.

Volvemos al colchón y con el tamiz, vamos echando la mixtura por uno de los lados, dejando que se impregne durante dos horas. Pasado el tiempo, le damos la vuelta y hacemos lo mismo. Una vez terminadas las cuatro horas totales, cogemos la aspiradora de mano y quitamos los ácaros que han surgido gracias al bicarbonato. Verás que tiene otro color menos agradable.

Si repites esta actuación una vez cada tres meses, tendrás un colchón limpio y en perfectas condiciones.

Trucos y consejos para limpiar el colchón

Ni son todas las que están, ni están todas las que son. Al igual que los maestrillos y los librillos, no hay una única forma de limpiar el lecho. Por tal motivo, aquí os dejamos algunos trucos y consejos para limpiar el colchón.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Limpiadores de tapicería

No sólo dejarás tu colchón como si fuera nuevo, sino que te cargarás una buena cantidad de ácaros. Los limpiadores de tapicería están pensados y diseñados para elementos que están en contacto directo con la piel, por lo que cuidan mucho su composición. No sólo eso, también incluyen elementos que se cargan los microorganismos, sabedores que el sudor es uno de sus grandes aliados.

Especialmente eficaces son los limpiadores con enzimas. Tanto con las manchas como con los bichos. Eso sí, no funcionan igual de bien si los usas por debajos…

Manchas de orina

Tan habituales como peligrosas, en estas manchas de orina muy comunes en los niños más pequeños de la casa, debemos poner mayor énfasis si cabe para que no quede resto alguno en el colchón. Para empezar, hay que filtrar todo el líquido que podamos del mismo. Que no quede nada almacenado. Para ello, usamos un paño. Una vez quitado el líquido, toca limpiar y lo haremos con agua muy fría, que combinaremos con algo de jabón para sacar la mancha, el olor y cargarnos a los ácaros. Tremendo combo.

Culminamos la faena cubriendo la zona afectada con un plástico, tras espolvorear algo de bicarbonato de sodio por encima. Lo dejamos secar 24 horas y listo para volver a ser usado. Esta vez sólo para dormir.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos