Escrito por Tendenzias

Cómo limpiar el mármol | Trucos y cuidados

Aunque parezca un material duro, que lo es, el mármol no es adamantium. Es decir, no es irrompible ni indestructible. Su cuidado y puesta a punto requiere de ciertas consideraciones, si queremos que dure el mayor tiempo posible, y lo haga como si estuviera recién puesto. Y para eso estamos aquí hoy, para enseñarte cómo limpiar el mármol con varios trucos y consejos.

No sólo te vamos explicar cómo hacerlo, sino que te vamos a indicar los materiales y productos más adecuados, según el mármol a limpiar. Y es que no es lo mismo el piso de la casa de la abuela, que la encimera de la cocina. Cada momento tiene su afán y cada mármol, sus cositas.

Eso sí, antes de acometer la limpieza a lo bestia de cualquier elemento de mármol, es aconsejable probar en un pequeño trozo y ver el resultado. Al final, hay tal variedad de productos, incluso algunos que simulan ser mármol y no lo son, que podríamos cargarnos el que tenemos y no saber qué ha pasado. Y es que, el pagar un pastizal por un producto, no garantiza que sea de la calidad esperada. Además, el mundo mármol no es tan conocido como para que todos sepamos la calidad que tiene el que nos llevamos. ¿O ahora resulta que todos somos como Pablo Mármol?

Cómo limpiar el mármol

Lo realmente importante de cómo limpiar el mármol, es mantener una rutina. Es decir, si habitualmente tenemos nuestros elementos de mármol en un estado presentable, no cabe duda que su durabilidad se prolongará durante años. Para ello, estos son algunos consejos a tener en cuenta:

  • Paso 1 – Coge un trapo de tacto suave y mójalo con agua templada. Al pasarlo por el elemento de mármol a limpiar, le quitarás el polvo y toda la suciedad que haya acumulado desde la última vez.
  • Paso 2 – En una cubeta, combina un chorro generoso de jabón neutro con agua templada. Vuelve a pasar por la superficie de lo que estés limpiando. Puedes repetir esta operación dos ocasiones, para no dejar restos resistentes.
  • Paso 3 – Deja secar al aire durante 10 minutos y, pasado ese tiempo, con un trapo como el anterior pero seco, repasa toda la superficie. Lo dejarás impoluto, hasta que se vuelva a ensuciar… ¡en pocas horas! Esto funciona así y debemos asumirlo.

Cómo limpiar el mármol blanco

El mármol blanco es la madre de todos los mármoles. Precioso en lo decorativo, resulta una ruina en lo higiénico. Y es que, como todo lo blanco, la tendencia a ensuciarse se multiplica. Así las cosas, nunca viene mal saber cómo limpiar el mármol blanco.

De hecho, en este caso, dejaremos de lado el agua y el jabón, para comprar algún producto especial para mármol blanco. Están disponibles en todas las grandes superficies y no son excesivamente caros, pero sí muy agradecidos. Eso sí, ante la gran oferta que hay en este ámbito, lo mejor es leer las instrucciones al detalle y seguirlas al pie de la letra. No todos los productos tienen la misma aplicación. Ni el mismo resultado, como podrás comprobar cuando compares.

Si el elemento a limpiar es una rareza, una joya atemporal o un elemento exclusivo, lo más aconsejable es que su cuidado y limpieza corra a cargo de un experto en la materia.

Cómo limpiar el mármol travertino

Antes de saber cómo limpiar el mármol travertino, debemos saber qué es el mármol travertino. Más que su composición, interesa saber que es el mármol que se usa de forma habitual en los elementos del baño y en los pisos de las casas. Es decir, lo encontramos en el 95% de casas. Y sí, es el mismo en el que, como te descuides, te aparecen humedades y restos de moho. Por tal motivo, es aconsejable seguir estas indicaciones.

  • La limpieza habitual evitará muchas manchas, mohos y posibles infecciones. De forma regular, limpia tus elementos de mármol travertino con un cepillo de cerdas suaves mojado en agua templada. Con eso bastará, pues no darás tiempo a que el moho se asiente y se reseque.
  • Es recomendable ventilar a diario el cuarto de baño. Si no tienes ventana, abre las estancias aledañas para que le llegue el viento de tramontana o el que sople en tu casa. El aire renovada y fresco, ayuda a matar los bichos que se instalan sobre el mármol travertino.
  • Agua y jabón son suficientes para mantener higienizado tu mármol travertino. Es más, si aplicas un producto específico erróneo, puedes dejar huella perpetuas sobre la superficie.
  • A la hora de limpiar la bañera, habrá zonas a las que no podamos acceder con el cepillo de cerdas suaves. Toca miniaturizar la herramienta y, aunque suene a castigo de madrastra de Cenicienta, deberás hacerlo con el cepillo de dientes que ibas a tirar. Si es suave, mejor que mejor.

Cuidados y consejos para limpiar el mármol

Además de lo ya comentado, no está de más conocer algunos cuidados y consejos para limpiar el mármol, como los que te dejamos a continuación.

  • Agua y jabón. Los dos ingredientes más sencillos, son los más efectivos a la hora de limpiar un material como el mármol. No te compliques con productos especiales y caros porque no serán tan efectivos. Ya lo dijo Pablo Mármol.
  • Ahora, si lo que vas a limpiar es mármol blanco, sí merece la pena recurrir a productos específicos para no degradar su superficie.
  • Antes de acometer una limpieza en profundidad, prueba el producto a usar, aunque sea agua y jabón, en una zona pequeña para ver el resultado. Puede que creas que tienes mármol y resulte ser otra cosa, a la que el jabón no le caiga bien. Ha pasado.
  • El moho en el mármol es habitual, si no se limpia a menudo. Para quitarlo del todo, dale con un cepillo de cerdas suaves y algo de agua templada. Obviamente, cuando termines, tira el cepillo. O quémalo.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos