Escrito por Tendenzias

Maquetas de castillos

En Bricolaje10 os presentamos un post que hace tiempo venía solicitándose. En concreto, trata de cómo construir nuestras propias maquetas de castillos. Son muchos los aficionados al mundo de la construcción de maquetas. Como elementos decorativos a desarrollar durante nuestro tiempo de ocio o como escenografía de batalla para algunos juegos de mesa, como por ejemplo Warhammer, las maquetas de castillos ofrecen un resultado espectacular. Además, son un estupendo entretenimiento para todas las edades. Son un excelente pretexto para pasar tiempo con nuestros hijos en un proyecto común. Igualmente, harán más atractivo cualquier rincón de nuestra casa, por ejemplo nuestro cuarto o despacho. Además, tienen una utilidad práctica al servir para darle mayor emoción y realismo a algún juego de mesa que practiquemos. Sin más preámbulos, os presentamos el paso a paso de cómo construir maquetas de castillos de distintas épocas y materiales. ¡A la batalla!

Maquetas de castillos

Las maquetas de castillos normalmente suelen estar disponibles en algunas tiendas que las ofrecen o bien ya montadas o listas para construir a partir de unas piezas prefabricadas. Son una excelente opción para cualquier fin. También podemos contar con ellas a la hora de darle mayor encanto a nuestro Portal de Belén durante la Navidad. Lo que os presentamos hoy sin embargo son algunos métodos y procedimientos caseros. Con ellos, podremos construir maquetas de castillos a nuestro propio gusto. Incluso podréis aportarles símbolos propios como el escudo heráldico de vuestro propio apellido. Las posibilidades son enormes.

Maquetas-de-castillos

Cómo hacer la maqueta de un castillo

Tenemos varias opciones para elegir el material para nuestra maqueta de un castillo. El cartón y la gomaespuma son las opciones más frecuentes, aunque hoy en día existen múltiples materiales propicios. Una opción muy interesante es el plástico para poder dar forma a estructuras más sólidas que después recubriremos. En el caso del cartón utilizaremos cintas adhesivas y pegamentos tipo cola para ensamblar. En el caso de la gomaespuma, un adhesivo líquido se muestra como la mejor opción.

Hay quienes van más allá y deciden construir la maqueta de un castillo con madera. Avisamos de antemano que ésta es la opción más osada, aunque el resultado es visiblemente el más espectacular. Dependerá del tipo de trabajo que queráis realizar y su función. Si el castillo vais a desplazarlo con frecuencia, por ejemplo, para emplearlo como decoración de un juego de mesa, el cartón y la gomaespuma son mejores opciones. Simplemente, podréis considerar poner su base de madera para otorgarle mayor firmeza y estabilidad.

Para construir la maqueta de un castillo necesitaremos una superficie de trabajo amplia y bien acondicionada. Este factor influirá decisivamente en el tipo de maqueta de un castillo que queramos confeccionar. Lo siguiente, será hacer un diseño. Podemos inspirarnos en algunas imágenes de Internet que muestran planos y apariencias. Por el contrario, podemos tomar de referencia maquetas de un castillo ya finalizado. Esta opción es excelente para fijarnos en qué detalles podemos añadirle.

Si finalmente nos decidimos por hacerlo nosotros mismos desde cero, debemos empezar nuestra tarea de arquitectos de la miniatura. Diseñaremos un plano a escala de toda la disposición de la maqueta, y a partir de ahi empezaremos a diseñar cada una de las piezas. Es bueno ir organizando los tipos de pieza por su tamaño y forma asignando a cada una letra y número para agilizar posteriormente todo el proceso.

Lo siguiente es, tras haber recortado las piezas, ir ensamblando las estructuras que cuenten con las piezas más grandes. El orden será: preparar las piezas e incluir en ellas de antemano cualquier detalle. Es mucho más sencillo hacerlo antes que esperar a que la maqueta ya esté armada. Poco a poco, bien mediante cola, pegamento o cinta adhesiva, iremos ensamblando todas las piezas, primero las grandes y posteriomente las pequeñas. Cuando contemos con una estructura más o menos delimitada, es el momento de pegarla a la base.

Por último pintaremos las paredes de nuestra maqueta y todos sus detalles. Para finalizar, añadiremos todos los detalles del entorno (árboles, tierra, ríos, foso, etc.).

Maquetas de castillos de piedras

Las maquetas de castillos de piedras son, con toda seguridad, las que ofrecen un resultado más espectacular. Para su construcción es muy recomendable adquirir alguna caja de piezas prefabricadas. Están separadas ladrillo a ladrillo, piedra a piedra y ya vienen con el tono adecuado para darle mayor realismo. En el caso de las maquetas de castillos de piedras, el procedimiento es similar al de cualquier castillo de superficie plana. En este caso, el procedimiento se distingue porque iremos añadiendo dichas piezas al final de la construcción. Es una buena idea aprovecharlas para sugerir algún efecto tal como boquetes de entrada, falsos accesos o impactos de proyectiles. Este tipo de maquetas se inspiran en los castillos medievales del centro de Europa, así que es aconsejable que adecuemos toda la escenografía a dicho matiz histórico.

Maquetas de castillos feudales

Las maquetas de castillos feudales son las que más éxito tienen en el sector. Su disposición suele ser la de un torreón central rodeados de espacios abiertos. Hay que entender que los castillos no sólo eran un sitio de defensa sino también un centro urbano de vida y movimiento. Por ello es interesante añadir algunos aspectos de la vida cotidiana. Un pequeño mercado, un pozo, una cuadra de animales, un montón de paja o gente paseando por su interior harán que el efecto sea mucho más vivaz.

Maquetas-de-castillos-feudales

En este tipo de construcciones no pueden faltar los blasones, escudos de armas y escudos heráldicos. Son la seña de identidad de la familia de nobles encargado de regentarlos. Un toque que da un aspectos maravilloso es el que pueden aportarle líquenes y musgos que podemos recoger en el campo. Es imprescindible un foso y un puente de acceso con sus antorchas.

Maquetas de castillos romanos

Los castillos romanos son más infrecuentes. Su función era más la de estricta defensa, eran por lo tanto casi exclusivamente fortalezas. Normalmente eran espacios aledaños a la ciudad que protegían las murallas y eran por lo tanto espacios eminentemente de uso militar. Su construcción y apariencia es más sencilla, aunque el toque que les dan soldados romanos bien pertrechados es espectacular. Recrear el asedio de Roma a Cartagena, la que dejaron reducida a cenizas puede ser una fantástica forma de pasar nuestros ratos libres. Igualmente, podemos recrear cualquier sitio famoso, como el de Numancia. Como hemos dicho, las posibilidades son enormes y para la construcción de maquetas de castillos lo mejor es dejar volar la imaginación.

Maquetas-de-castillos-romanos

También te puede interesar:

Fuente de imágenes:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
  • https://pixabay.com/es/belen-nacimiento-navidad-romanos-1907208/
  • http://oliva.es/wp-content/uploads/2012/12/Maqueta_del_palau_dels_Centelles_dOliva_Museu_Arqueol%C3%B2gic.jpg
  • https://pixabay.com/es/castillo-viajando-europa-el-turismo-1266306/
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos