Escrito por

Repara tu mismo un disco duro

Trabajar a diario con un ordenador, ya sea por que se necesita en nuestra profesión o por que lo tengas por placer, puede traducirse en el hecho de que acabemos teniendo algún tipo de problema como por ejemplo que se nos estropee el disco duro. ¿Es complicado reparar un disco duro? Siempre es aconsejable recurrir a un profesiona si no estamos seguros de lo que le pasa pero en ocasiones su reparación es bastante sencilla y requiere de una serie de pasos que a continuación te damos para saber cómo reparar tu mismo un disco duro.

como-reparar-un-disco-duro

 Repara tu mismo un disco duro

repara-tu-mismo-disco-duro

¿Cómo sabemos que el disco duro de nuestro ordenador se ha roto? Puede que hayas notado que el ordenador te va más lento, o que hace un ruido raro. También suele darse el caso de que se te quede “colgado” o sencillamente no se te encienda por lo que el problema lo tendrás ubicado en el disco duro así que deberás saber si tiene reparación, si puedes recuperar la información que tenías almacenada (que siempre quedará guardada en el caso de haber hecho “backups), y sobretodo de qué manera podemos lograr que vuelva a funcionar como antes.

Vamos a ver una serie de pasos que podemos aplicar para reparar un disco duro por nosotros mismos aunque si tienes dudas o no te ves capacitado para hacerlo te aconsejamos que visites a un experto.

1. Confirmar estado del disco duro

confirmar-estado-del-disco-duro

Verifica el fallo

Sencillo. Debes fijarte en alguno de los puntos que antes te hemos señalado, si notas que tu ordenador emite un ruido (y que este viene del disco), es que la unidad sufre un fallo, puede que sea grave o no.

Lo primero que deberías hacer es iniciar de nuevo el ordenador para ver si el ruido persiste (a veces cuando tenemos la unidad sin ventilación o llena de polvo puede que haga ruido pero luego desaparece) si es así tienes un problema en el disco.

Revisión de las conexiones del hardware

Muchas veces las conexiones hardware de nuestro ordenador fallan y creemos que lo que nos pasa es que nuestro disco duro se ha muerto. Primero comprueba que al ordenador le llega la corriente adecuada, a veces un cable suelto puede llevarnos a pensar en lo peor.

Una vez comprobada que llega la electricidad deberás abrir el chasis de tu ordenador. Comprueba dentro que los cables de datos (identifcados como IDE o SATA) están bien conectados, que no se hayan soltado y sobretodo que no tienes algún pin de conexión torcido, partido o dañado de cualquier otra manera.

Revisa todo el interior visualmente

Una vez abierto el ordenador, y aunque pienses que todo es un cúmulo de cables sin sentido, debes hacer un reconocimiento visual para ello:

  • Mira si tienes algún tipo de quemadura dentro de la placa del ordenador. Puede que haya saltado un chispazo y se haya dañado la placa base del PC y no el disco duro. Si es así tienes un problema ya que tendrás que repararlo aunque no será tan grave (ni tan costoso) como haber perdido el disco duro.
  • Debes comprar una tarjeta nueva y sustituirla por la vieja. Para ello retira la tarjeta dañada (no pierdas ningún tornillo) y cuidado con no tocar las partes de metal de la tarjeta nueva para que no le des una descarga estática que la dañe antes de colocarla (debes hacer tierra con alguna pulsera anti-estática o tocando algo de tierra o metal).
  • Desliza y coloca la tarjeta nueva, asegurándote de que esté acomodada firmemente en la unidad, luego vuelve a colocar los tornillos.
  • Debes conectar de nuevo la unidad a tu ordenador y encenderlo y si funciona ya habrás solucionado el problema! si no es así te quedará el último paso.

Revisa si la unidad es reconocida

Si lo tienes todo enchufado y no ves que aparezca nada quemado debes revisae la administración de discos de Windows o el BIOS, o la utilidad de disco de Mac OS X, a fin de determinar si tu disco está siendo reconocido por la unidad o no. Si no es así debes volver a abrir el ordenador para comenzar realmente a reparar el disco duro.

Probando el disco duro

probando-el-disco-duro

Cómo has decidido que tú mismo vas a ser el que reparte tu disco duro, debes cogerlo y sostenerlo en tu mano. Gíralo hacia un lado y otro para comprobar que escuchas algún ruido. Si oyes algo es que tienes un fallo que en la mayoría de casos solo tiene solución (lo sentimos) comprando un disco nuevo. Si no oyes nada puede que tenga solución a pesar de que sea un disco ue tenga muchos años.

loadInifniteAdd(44636);

Calienta el disco:

Precaliente el horno a su temperatura más baja durante unos cinco minutos y apagalo. Coloca la unidad en el horno entre 2 y 5 minutos hasta que este caliente.

Debes retirar el disco y repetir el primr paso. Si no escuchas nada, debes volver a conectarlo a tu computadora y pon atención al ruido que haga el giro del disco y el chasquido normal que indica la actividad de los cabezales. Si todo sale bien hasta ahora, intenta acceder al disco y pasa tus datos a una unidad que funcione bien.

Si lo necesitas vuelve a calentar la unidad y luego comprueba el ruido. Una solución, aunque algo drástica, será golpear el disco sobre una superfície dura pero esto te ayudará a liberar los cabezales de cualquier bloqueo

Enfría el disco

Una solución contraria será enfriar el disco en lugar de calentarlo. Debes colocar el disco en una bolsa de las que suelen utilizarse para los congelados, coloca el disco en el congelador durante unas horas.
Debes reconectar el disco al ordenador y probar si funciona. De ser así aprovecha para volcar datos en otra unidad ya que habrás solucionado el problema de manera puntual y posiblemente el disco viejo no te dure demasiado.