bajo consumo

Construir una lámpara de bajo consumo

La escena puede resultar aterradora y muy familiar: abres el buzón del correo postal de tu hogar y, bien embutida en un sobre, la compañía que nos suministra electricidad nos remite la factura por sus servicios. Respiras profundo, abres la carta y observas con asombro el precio final a pagar. Y es que el consumo ...