Escrito por Tendenzias

¿Qué es la técnica transfer y cómo se hace?

En el mundo de la decoración cada vez se lleva más el DIY o Do It Yourself, es decir, el “hazlo tú mismo”, como una solución alternativa y mucho más barata a la decoración típica. De esta manera, han ido apareciendo recursos y soluciones novedosas como la técnica transfer. ¿Que es esta técnica y cómo se hace?

Qué es la técnica transfer

El tema de la impresión de fotografías o imágenes del papel a otro tipo de superficies no es del todo novedoso en el sentido que, desde hace tiempo, se han usado técnicas como la serigrafía para estampar imágenes en telas o prendas de ropa, sobre todo en camisetas. Pero, ¿y si en lugar de en una camiseta lo queremos hacer en un mueble de madera?

Eso precisamente es lo que permite esta novedosa técnica denominada técnica transfer. Con ella podremos pasar nuestras imágenes del papel a otras superficies, por ejemplo muebles de madera, pudiendo así decorarlos a nuestro gusto. Se trata de una técnica que cada está más de moda y que e muy comentada en foros y ferias de decoración. Pero, ¿en qué consiste exactamente esta técnica? ¿qué materiales se necesitan para poder realizarla?

Materiales necesarios para hacer la técnica transfer

Para poder realizar la técnica transfer tan solo se necesita un ingrediente específico y es un gel especial transfer denominado medium que se puede comprar o incluso elaborar de forma casera. Este gel es el que permite traspasar la imagen del papel a la madera.

Por supuesto, necesitaremos el papel con la imagen a copiar, y es probable que también necesitemos una lija fina. También vamos a necesitar un pincel, una brocha o algún elemento con el que podamos “pintar con agua”. Con esto y un poco de paciencia (no demasiada) ya estaremos preparados. Veamos cuáles son los pasos a seguir.

Cómo se hace la técnica transfer paso a paso

El primer y obvio paso debe ser imprimir la imagen que queremos copiar en nuestro mueble. En este punto hay que tener en cuenta diversas cuestiones. En primer lugar, no importa si la imagen está en color o en blanco y negro, ya que nos servirán en ambos casos. Por otro lado, hay que comprobar que el tamaño de la imagen no excede el de la superficie donde lo queremos traspasar. Y por último, y lo más importante, hay que imprimir la imagen volteada, en modo espejo, sobre todo si tiene algún texto, ya que de otra manera al pegarla en la nueva superficie las letras quedarían al revés.

El siguiente paso es comprobar el estado de la superficie donde vamos a pegar la imagen. Hay que comprobar que la superficie esté totalmente lisa, que no existan grietas o rugosidades que pueden afear el resultado final. Lo más indicado es repasar estas zonas con una lija fina para eliminar irregularidades, y limpiar luego la zona para que esté totalmente lisa y limpia antes de comenzar el proceso.

Ahora se aplica el gel transfer sobre la cara donde está la imagen que queremos imprimir, y pegamos esta en la superficie de madera. Para mojar el papel nos podemos ayudar de una pequeña brocha o algún objeto similar, cuidando siempre de que estén bien limpios. Dejamos que el gel actúe. Cuando el gel se haya secado, llega el momento de retirar el papel.

Para retirar el papel no hay que ir quitándolo por los extremos ni nada parecido. Lo que hay que hacer es volver a mojar el papel, esta vez por la cara donde no está el dibujo (la que queda libre). Hay que ir mojando poco a poco el papel mientras vamos frotando con cuidado la zona con los dedos. Veremos cómo el papel se deshace casi solo. De esta manera evitamos dejar papel pegado y conseguimos que la imagen quede todavía mejor impresa.

Si todo ha ido bien cuando el papel se haya desecho veremos que el dibujo ha quedado impreso en el mueble. Evidentemente, la nitidez y calidad de la imagen no es la misma que en el papel y no tiene tanta definición ni brillo. Sin embargo, aplicándole una capa de cera por encima podemos conseguir que resalte un poco más y darle un acabado final de lo más atractivo.

Sobre todo, lo más interesante de esta técnica es que es muy fácil de hacer y que ofrece numerosas posibilidades. Se puede aplicar a numerosos muebles, y las opciones de decoración son casi infinitas. Se pueden hacer textos, logotipos de nuestros grupos de música favoritos, paisajes, motivos navideños o de cualquier otro tipo, etc. Como decimos las opciones son enormes.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Cabe decir también que no hay una sola manera de aplicar esta técnica, por ejemplo hay quien prefiere rociar la imagen con  un spray con agua, en lugar de usar un pincel o un objeto similar. En nuestra opinión el pincel es más efectivo ya que humedece la imagen ala vez que ayuda a traspasarla. De todas formas, también se pueden utilizar conjuntamente spray y pincel, u otras herramientas que nos sean más cómodas y efectivas.

Ejemplos de diseños con técnica transfer

En este artículo nos hemos referido principalmente a los pasos para aplicar esta técnica sobre un mueble de madera, pero también se puede aplicar sobre otros materiales, como por ejemplo cerámica o incluso sobre piedras. Una vez vayamos perfeccionando la técnica, casi no habrá superficie que se nos resista.

En la siguiente galería podéis ver unos ejemplos de decoración hecha con técnica transfer. Hay muchos más ejemplos que se pueden encontrar por la red y en los que te puedes inspirar para decorar tus propios muebles.

¿Qué te ha parecido esta técnica? ¿Te parece una forma original y baratar de decorar? A nosotros desde luego que sí. Y si crees que quizá no te va a convencer el resultado final, siempre puedes hacer alguna pruebas con algún mueble viejo o que vayas a tirar.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos