Cómo arreglar una puerta descolgada

Bricolaje10.com

A quién no le ha pasado. Todo está perfecto en casa y, de repente, una puerta cierra mal o roza el suelo porque está desencajada. Empiezas a pensar en un carpintero, en lo que te va a cobrar y no caes en que si supieras Cómo arreglar una puerta descolgada te ahorrarías mucho tiempo y dinero. Que no sabes cómo hacerlo, te lo contamos paso a paso.

Cómo arreglar una puerta descolgada portada

Cómo arreglar una puerta descolgada

Aprender Cómo arreglar una puerta descolgada es mucho más sencillo de lo que cabría imaginar. Obviamente, los carpinteros y manitas a domicilio cuentan con que mucha gente no tiene tiempo, o ni siquiera se plantea que ellos mismos puedan arreglar algo tan nimio.

Y no sólo puede fallar la puerta en sí. Otros elementos de la misma como el picaporte o el marco, con el paso del tiempo, pueden sufrir el desgaste de los años y comenzar a fallar. A consecuencia, la puerta rozará al cerrar, arrastrará o no se podrá abrir con normalidad.

Cómo arreglar una puerta descolgada puerta antigua

La realidad es que, en el peor de los casos, no te llevará más de 10-15 minutos dar solución a un problema habitual en la casa. Tan sólo hay que saber, además de Cómo arreglar una puerta descolgada, el problema por el que se ha descolgado.

ANUNC1O

Y es que, dependiendo de dónde tenga el problema, habrá que acometer de una forma u otra. Sea como sea, te contamos todas las formas de arreglar una puerta descolgada

Cómo arreglar una puerta descolgada | Bisagra desplazada

Comenzamos por una de las causas más comunes para reparar una puerta, que la bisagra se haya desplazado de su sitio original. Este problema, por lo general, se debe a un golpe fuerte, un portazo mal dado o un tirón con una potencia inusitada. Y sí, habitualmente van aparejados a enfados y peleas que, por inercia, mucha gente suele pagar con las puertas. Esto es extremadamente peligroso porque muchas tienen cristales y estos pueden acabar reventando. Ojo con los humos en casa.

Cómo arreglar una puerta descolgada lacada

ANUNCIO

La realidad es que si la bisagra de la puerta se ha desplazado, no descartes tener que cambiar la puerta, si la falla se ha ido más de la cuenta. En caso de que no sea un desplazamiento, sino que una bisagra se ha aflojado, sí que tiene una solución sencilla.

En este caso, lo primero que debes hacer es calzar la puerta con varias cuñas de madera para, así, poder apretar los tornillos de la bisagra y que estos entren en el agujero creado originalmente.

Cómo arreglar una puerta descolgada bisagra especial

Si el desplazamiento es más severo y la puerta sigue rozando, es posible que tengas que usar una lija de grano grueso en la zona donde se produzca el rozamiento. Como consejo, te recomendamos que envuelvas la lija de grano grueso en un taco de madera, para conseguir así un lijado horizontal perfecto. De hecho, si no lo haces, la puerta puede quedar curvada y terminar de estropearla por completo.

Cuando hayas localizado el rozamiento, debes comenzar a trabajar la zona. Y es que puede ser desde una esquina, a cualquier zona del marco o la puerta. Es importante localizar la zona concreta. Cuando la tengas, tendrás que ir lijando y probando hasta que el mecanismo de la puerta sea perfecto. Es decir, abra y cierre con normalidad.

Cómo arreglar una puerta descolgada puerta dormitorio

Una vez hayas terminado, deberías dar otra pasada con una lija de grano fino. Con esta última pasada, conseguirás limar las imperfecciones, dejarla completamente lisa y, sobre todo, que quede suave al tacto. Si todo ha ido bien, tendrás la puerta como nueva.

Cómo arreglar una puerta descolgada | La puerta roza abajo

Es un clásico de las puertas cuando cambia el tiempo. De repente, una puerta que iba de maravilla, empieza a rozar abajo, no cierra bien y hace un ruido espantoso. Por suerte, tiene solución y, de hecho, no hará falta ni que descuelgues la puerta para solucionarlo.

ANUNCIO

Cómo arreglar una puerta descolgada ayudante

En este caso, lo más sencillo es colocar una lija de grano grueso en la zona inferior de la puerta y, con la lija puesta, abrir y cerrar la puerta repetidas veces para que la lija haga su trabajo. Cuando la zona que roza el suelo se haya desgastado y veas que no roza, será momento de quitar la lija y disfrutar del silencio.

Cómo arreglar una puerta descolgada lija grano grueso

Y si ves que no funciona, no dudes en retirar la puerta y hacer el lijado con ella quitada. Es algo más engorroso pero sí es cierto que el acabado será más uniforme y profesional. Por tal motivo, te recomendamos siempre trabajar con la puerta retirada.

Cómo arreglar una puerta descolgada | La puerta se encaja en el suelo

Se puede dar el caso que la puerta, no sólo roce en el suelo, sino que se quede encajada y no abra bien, por el brutal desnivel que tenga. En este caso, lijar la puerta deja de ser una opción porque acabarías por comerte una parte tan grande de la puerta que no valdría la pena. Toca buscar otra solución y ésta pasa por usar arandelas.

Cómo arreglar una puerta descolgada bisagra

Obviamente, vas a tener que retirar la puerta para poder colocar las arandelas y trabajar con normalidad. Con la puerta quitada, coloca una arandela en cada una de las bisagras de la puerta. Por lo general, serán 3 o 4 bisagras. Estas arandelas, por cierto, las encuentras en cualquier ferretería y las puedes pedir tal cual como arandelas para las bisagras de una puerta, pues la medida es estándar, salvo que tengas unas puertas extrañas.

Cómo arreglar una puerta descolgada puerta principal

ANUNCIO

Con las arandelas puestas, debes ir probando hasta que la puerta se ajuste al hueco. Por un lado, debes procurar que la puerta no roce en el suelo y, por otro lado, debes vigilar no subirla tanto como para que no encaje en la zona superior del marco. Para ello, juega con el número de arandelas que colocas, intenta que haya simetría en las que pones y que la puerta quede lo más equilibrada posible.

Cómo arreglar una puerta descolgada arandelas

Lo normal es que tengas que descolgar y colgar la puerta 2 o 3 veces, pero siempre con el fin de que ésta quede lo mejor posible. Lo dicho, no te llevará más de 10-15 minutos.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar