Escrito por Tendenzias

Cómo hacer un puff paso a paso

Probablemente tengas uno en casa, se pusieron muy de moda en los años 90. Es un asiento que queda muy bien en la mayoría de los salones, que a veces nos los traíamos de recuerdo de algunos viajes. Hablamos del buff, que es un sillón blando, que no tiene respaldo y fue inventado en el año 1968. Tiene un relleno de material blando, que lo hace tan cómodo, cubierto por una tela más rígida, que habitualmente suele ser de cuero, aunque también puede ser de tela, de plástico, etc.  El interior suele tener poliestireno, material éste que lo hace adaptable a todo tipo de usos posibles. Se emplea para apoyarse, para tumbarse, para apoyar los pies o para sentarse. Hay diferentes modelos, de colores y de tipos diversos de decoración. Suele quedar bien en prácticamente cualquier lado de la casa, en interiores o en terrazas. A lo largo de este artículo, vamos a ver cómo hacer un puff paso a paso.

Cómo hacer un puff paso a paso

El puff lo podemos hacer nosotros mismos, por lo que vamos a explicar a lo largo de este epígrafe cómo crearlo paso a paso.

En primer lugar, tenemos que hacernos con diferentes tipos de materiales, entre ellos un patrón, unas tijeras, telas y trapos viejos, hilo, máquina de coser, cinta adhesiva, tela de arpillera, una sábana vieja, fibra de relleno, tela termofusible, hilo de bordar y aguja de tapicero.

De entrada, tenemos que imprimir los patrones, cortando las formas y uniendo las piezas, dejando el patrón como un rectángulo con un triángulo en cada lado. Es decir, nos va a quedar en forma de octógono. A partir de ahí, hay que recortar piezas en telas de sábana y arpillera, uniéndolos con alfileres. Después, debemos emplear la máquina de coser, para unir las dos piezas dejando un margen de 1 centímetro más o menos. Hay que separar la unión de cada par, y planchar para dejar todo totalmente plano. Posteriormente, hay que coser otro par de piezas junto al anterior, planchando la costura, dejándola doblada junto al interior. Hay que repetir la acción por la otra mitad, encajando ambas partes con alfileres, haciendo marcas a 12 centímetros del vértice para introducir el relleno.

Desde una de las marcas realizadas, tenemos que coser las partes del puff. Dándole la vuelta, hay que meter dentro del puff, todo lo que tenemos a mano, especialmente trapos viejos, hasta llenarlo en dos terceras partes, dejando las telas más pesadas abajo y en la mitad, dejando para el exterior las menos pesadas.

Más adelante, hay que terminar rellenando el puff con la fibra de relleno. Y también habrá que coser la junta con aguja de tapicero e hilo de bordar. Hay que cortar todo con tela de artillera y doblar los bordes exteriores con cinta termofusible.

Posteriormente, hay que emplear unos alfileres e hilvanar la pieza, dando las puntadas con mucho cuidado. Quitando el hilo, habremos acabado este puff casero hecho en apenas unos pasos.

Cómo hacer un puff cuadrado

Para hacer un puff cuadrado, es decir, con forma de cubo, necesitamos emplear una caja de madera, así como cuero, gomaespuma, grapas, una grapadora y cemento de contacto.

Hay que tomar medidas de la caja, de los cuatro lados y de la base, cortar a medida la gomaespuma, aplicando cemento a un lado de la caja, cemento de contacto concretamente. Hay que poner, asimismo, ese cemento de contacto en la gomaespuma y cuando se haya secado, recubrir la caja con el cuero, fijándolo con grapas.

Hay que grapar también los trozos de cuero que sobren, doblándolos como si fueran un paquete de regalo. Si hemos realizado correctamente, todos estos pasos anteriores, ya tenemos un puff cuadrado para nosotros, hecho artesanalmente.

Cómo hacer un puff con botellas

Pero hay más opciones aún, para crear un puff nosotros mismos, en este caso, con botellas, preferentemente recicladas, es una buena manera de reutilizar estos productos y colaborar con un mundo más ecológico.

Necesitamos para ello, 32 botellas de idéntico tamaño, retazos de tela y esponja, un rollo de cinta adhesiva, un hilo y una aguja.

Para empezar, hay que cortar y auto-ensamblar unas botellas con otras, unirlas con cinta adhesiva posteriormente.

Después, tenemos que unir por arriba la cinta, con todas las botellas unidas. Más adelante, hay que repetir la misma operación, pero por debajo. Cuando ya lo tenemos todo preparado, debemos conseguir una almohada reciclada, o un cojín de el estilo forrándolos con la tela que más nos guste, obteniendo de este modo un puff de este estilo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Cómo hacer un puff con neumáticos

Pero aunque, quizás no lo hayas podido imaginar, aún se puede rizar más el rizo. Tenemos la opción de hacer un puff con neumáticos, obviamente usados, reutilizados.

Para realizar este asiento decorativo, necesitamos un neumático usado, dos láminas de MDF de 60 x 60 centímetros, una cuerda de yute, colillas, látex, topex de goma, adhesivo de montaje, silicona, tornillos de un cuarto de pulgada y laca al agua.

Tenemos que confirmar que tenemos todos los materiales, y medir y amarrar la punta de la cuerda a un clavo que va en el centro, de lo que será el círculo, colocando un lápiz al otro extremo de lápiz. Hau que estirar la lienza y marcar la circunferencia a lápiz, cortando con una sierra caladora.

Después, hay que hacer dos círculos que harán las funciones de tapa inferior y superior del asiento, fijados al neumático, con pistola calafatera y un cordón de silicona en la rueda, fijado con cuatro tornillos y ayudándonos del taladro, por ambas caras.

La cuerda de yute empieza a darle la forma de asiento, enrollándola en círculos, de manera a una serpiente, con sumo cuidado, sin separación. Hay que cubrir el neumático, de manera rápida, en apenas 4 minutos, colocando otra cuerda si se acabara.

Cuando esté enrollado el yute y el pegamento seco, hay que colocar los topes de goma de caucho, que harán la función de minipatas  y de antideslizantes. Con las colillas ayudamos a fijar el asiento. Para terminar el asiento, hay que darle un toque decorativo con látex de color hacia abajo y hay que aplicar laca en la parte superior. Un tirro ejercerá de separador entre la parte superior y la inferior. También hay que aplicar laca para la madera y dejar que todo se seque en dos horas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Cómo hacer un puff pera casero

El puff en forma de pera es uno de los más “típicos” que podemos encontrar en las tiendas pero si deseamos hacerlo por nosotros mismos, tendremos que llevar a cabo una serie de pasos como los que ahora os explicamos.

Materiales

2. Tela de liencillo
3. Bolas de relleno, de modo que podamos rellenar la tela una vez cosida para darle esa forma de pera.
4. Dos cierres.
5. Aguja e hilo.

Pasos a seguir

Comenzamos con la funda del interior del puff, es decir, la parte del liencillo en la que van a ir las bolas de relleno. Debemos cortar cuatro trozos principales (con forma de pera) que tienen que ser iguales, así como un trozo que usaremos como base superior y otro para la base inferior.

En la base superior, tendremos que colocar un cierre para que luego podamos rellenar nuestro puff de pera.

Ahora se cosen las partes rectas superiores de los trozos antes cortados, a la base superior, cuando estén unidos, a la parte donde va el cierre, se comienzan a coser los trozos entre sí.

Se une todo el cuerpo del puff a la base inferior y solo tendremos que añadir las bolas de relleno.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Para la parte exterior, tenemos que seguir el mismo procedimiento, colocando además un cierre en la base inferior de la funda.

Solo nos queda  introducir la funda interior dentro de la exterior y ya podremos utilizar nuestro puff de pera.

Con este vídeo podrás ver cómo hacer todos los pasos explicados para tu puff de pera:

Cómo hacer un puff de trapillo

El puff también lo podemos hacer de trapillo y de este material tenemos que decir, va a quedarnos un puff que será algo más duro.

Materiales

  • Trapillo (pueden ser de varios colores)
  • Agujas de tricot
  • Tela (para la funda)
  • Relleno
  • Tijeras
  • Metro

Pasos a seguir

Tenemos que comenzar dibujando el radio del puff. Para ello coge el metro y señala la distancia en la tela con la ayuda de una cuerda y un lápiz. Coloca el lápiz en el centro, con una cuerda anudada en el extremo. Mide la distancia del radio que desees para el puff con el metro y ahora dibuja la circunferencia.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Una vez que hayamos dibujado la circunferencia doblamos la tela para que quede doble. Estiramos la tela y marcamos con la ayuda de alfileres. Una vez está toda bien sujeta se corta con tijeras.

Cortamos ahora dos tiras que deberán medir el diámetro elegido. Debemos tener dos tiras que midan de ancho el diámetro de la circunferencia y el largo que tenga la tela.Tenemos que coser las dos tiras rectangulares de modo que nos de como resultado una tira larga.

Ahora cogemos una de las esquinas de la tira larga y la cosemos a uno de los círculos. Debes coser a lo largo de toda la circunferencia dejano un pequeño trozo de tira que ya cortarás al final.

Cosemos ahora el otro círculo al otro borde o extremo de la tira. Una vez cosido todo, se corta la tira que sobra y se hace un dobladillo. Hemos de dejar además una pequeña obertura de modo que puedas introducir el relleno que pueden ser bolas como vimos anteriormente o también miraguano.

Debes rellenar todo el cojin de modo que te quede bastante duro aunque no demasiado, ya que el trapillo de por sí ya va a ser un refuerzo que hará que sea más duro. Una vez está todo relleno, tenéis que cerra la tira y cosemos.

El trapillo debemos coserlo con unas agujas de tricot, montando los puntos dejando un cabo largo. Comenzamos dando una vuelta a la tela de tricot por la aguja, y vamos cosiendo dejando algo suelto el punto para que vaya haciendo el dibujo. Una vez todo cosido, nos servirá como funda para nuestro puff de trapillo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_5);

Os dejo un vídeo de cómo podéis hacer el punto de trapillo:

Cómo hacer un puff fácil y económico

Ya hemos visto cómo hacer el típico puff con forma de pera o uno que sea de trapillo, pero también puedes decantarte por hacer uno que además de fácil sea económico, y para ello, nada como elaborar nuestro puff a continuación con ¿botellas de plástico? Sí, atento porque te vamos a sorprender.

Materiales

  •  Botellas de plástico (grandes)
  • Cartón  (para la base)
  • Pegamento
  • Tela para forrar el puff
  • Guata o goma espuma para el relleno

Pasos a seguir

Comenzaremos cortando las botellas no por la mitad, sino que cortamos de modo que tengamos la base y unos 5 o 10 centímetros más. Esa base cortada la cogemos y la colocamos encima de otra botella de modo que podamos tener una botella con dos superficies de base. Para que no se salga puedes poner un poco de cinta adhesiva y haces lo mismo con el resto de botellas (necesitarás unas 14 para que te de como resultado siete botellas con dos bases iguales).

Ahora coges esas siete botellas y las colocas sobre el cartón que previamente has cortado en forma de círculo.  Se pegan entre sí con cinta adhesiva hasta que veamos que no se nos escapa ninguna botella. Pegamos las botellas a la base de cartón y colocamos otra base encima a modo de tapa. Podemos pegarlo con silicona.

Envolvemos esa pieza con la guata o goma espuma, y pegamos por todos los bordes, tanto de arriba como de abajo. Añadiendo otro pedazo de guata en la parte de arriba.

loadInifniteAdd(infinite_adv_6);

Envolvemos el puff en la tela par forrar. En los bordes de la tela, debes doblar para que no se vean los bordes. Lo pegamos todo.

Añade un poco más de guata arriba y suma otro trozo de tela en la parte superior. Lo sellas o pegas con más silicona o también lo puedes coser. Una vez has acabado de pegar todo, tu puff sencillo y económico estará listo para que lo utilices.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos