En qué fijarse para comprar una aspiradora sin cable

Si estás buscando una aspiradora escoba que te sirva para las limpiezas diarias como para los días en que has hecho una pequeña chapuza en casa, te contamos en qué tienes que fijarte para dar con el electrodoméstico ideal.

En que fijarse para comprar una aspiradora sin cable

Deja ya de buscar como elegir el mejor aspirador escoba, porque te traemos 5 características claves que te ayudarán a filtrar la aspiradora que es ideal para ti, al mejor precio y con las mejores cualidades en función del tipo de limpieza que vayas a realizar, tus condiciones físicas y económicas.

Potencia

La potencia es una de las características más importantes a tener en cuenta para una limpieza en profundidad, donde vamos a incluir el polvo o los restos que quedan después de un poco de bricolaje casero. A mayor potencia, mayor será la capacidad de succión incluso en zonas donde la suciedad se queda más incrustada.

Para ello, tal y como nos recomiendan desde La Casa Sibarita, tienes que fijarte en aW, air watts, que es la cifra que nos muestra la relación entre el consumo eléctrico requerido por el motor para generar un cierto caudal de aire a una potencia determinada. Esto será lo que determine el rendimiento global del motor y la eficiencia de la aspiradora central.

Si la marca de aspirador que has elegido no indica aW tienes que fijarte tanto en la potencia W como en la eficiencia energética.

Autonomía y tiempo de carga

En este apartado tienes que valorar si la aspiradora cuenta con baterías intercambiables o extraíbles (lo que te facilitará duplicar su capacidad), la duración de la batería y el tiempo de carga.

A la hora de valorar una aspiradora por la duración de la batería ten en cuenta que el tiempo indicado puede ser el máximo en un programa de poca potencia. Observa si lo especifican. De ahí que el tiempo de carga sea fundamental si no cuentas con la posibilidad de intercambiar baterías.

Depósito de polvo

Es importante conocer la capacidad de almacenamiento del depósito de polvo puesto que puedes vaciarlo de vez en cuando o cada vez que lo utilices. Lo más común es que encuentres depósitos de 0,5 litros pero también los hay inferiores, de 0,3, y superiores que alcanzan los 1,2 litros.

Personalmente, valoro más positivamente los depósitos de polvo que se pueden vaciar que aquellos que funcionan con bolsas recambiables. Además de ser más prácticos, que se pueden limpiar con un trapo humedecido o con agua, también nos permite reducir nuestra huella y consumo de recursos.

Filtros

Los avances en la tecnología nos permiten encontrar fácilmente aspiradoras que cuentan con filtro HEPA, High Efficiency Particle Arrester, lo que quiere decir “atrapador de partículas de alta eficiencia”. Estos filtros están fabricados con fibra de vidrio y retienen hasta las más pequeñas partículas de suciedad, evitando que haya partículas suspendidas, lo que deja tras de sí un aire 99% más puro.

Peso del aspirador

Otro de los aspectos fundamentales a la hora de escoger un aspirador sin cables es el peso de la misma. Podéis encontrar modelos que tienen peso pluma, con los que os quedaréis completamente sorprendidos al cogerlas, mientras que otros pesan unos cuantos kilos y los vais a notar rápidamente, sobre todo si comparáis modelos in situ.

Personalmente, por mis características físicas el peso del aspirador escoba no es la cualidad que más me preocupa pero, si tuviera que regalar una aspiradora de este tipo a alguien que no puede cargar peso, sería una de las primeras cosas que me ayudarían a elegir o desestimar modelos. Eso sí, tened en cuenta que suelen estar directamente relacionados la potencia y la autonomía con el peso.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar