¿Qué necesito para motorizar una puerta corredera?

Si quieres hacerte la vida más cómoda, no hay nada como motorizar la puerta corredera de tu vivienda,  del garaje o de tu negocio. Ya sea que quieres contratar a unos profesionales para hacerlo o que prefieres hacerlo tú mismo, en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para motorizar una puerta corredera.

Puerta corredera

Años atrás, motorizar una puerta corredera era cosa de pocos debido a la complejidad y los precios de los motores de puerta corredera, aunque de eso ya ha pasado mucho, ahora gracias a Internet y a la globalización disponemos de muchas marcas con precios realmente competitivos. Entre esas marcas destacan MATISMO, VDS, Motorline entre muchas otras.

La primera de todas, MATISMO con su sede central en España, siendo una de las marcas más vendidas en toda España a lo que automatismos se refiere, trae un kit completo para motorizar puertas correderas de hasta 800 Kg, que incluye todo lo necesario para motorizar la puerta de tu casa por menos de 200 €. Además, viene con su soporte en castellano, así como la garantía desde España. Una de las tiendas donde puedes encontrar sus productos, es en MotoresPersianas.com o también en Amazon.

Tenemos que partir que hay diferentes tipos de puerta y, por ello, también hay diferentes tipos de motor puerta corredera. Lo más cómodo es que os hagáis con un kit motor puerta corredera, que suelen ser muy completos y si hay que comprar algún accesorio más suele ser mínimo.

Materiales para motorizar una puerta corredera

  • Tornillería y tacos adecuados a la superficie donde se va a instalar
  • Llave fija de 10 mm
  • Cable eléctrico 3 x 1,5 mm
  • 2 Cable eléctrico 2 x 0,75 mm
  • Nivel
  • Taladro y brocas
  • 2 fotocélulas
  • Destornillador plano pequeño
  • Topes de nylon
  • Kit motor: motor, receptor enchufable, emisores, topes, cremalleras, etc.

Cómo instalar un motor de puerta corredera

Tienes que contar con una preinstalación eléctrica antes de ponerte a instalar la puerta corredera. Una vez la tengas, coloca un cable de eléctrico 3 x 1,5 mm para la conexión eléctrica y dos cables de 2 x 0,75 mm para la instalación de fotocélulas.

Fija la base a una distancia de 4 cm de la puerta. Para ello, utiliza el taladro y la broca más adecuada para el taco.

Introduce los cables por la zona inferior de la base y que salgan hacia arriba, lo que te permitirá pasarlos por el motor desde abajo y terminar de fijarlo a la base metálica.

Desbloquea el motor y cierra la puerta.

En el extremo de la cancela comenzaremos a colocar la guía cremallera. Deja una distancia de 2 mm entre la cremallera y el piñón, a la vez que tienes que fijarte que está nivelada. Fija la cremallera con la tornillería adecuada.

Una vez que esté toda fijada, comprueba que la puerta abre y cierra correctamente de forma manual. Aprovecha para asegurarte de que el muelle final de la cremallera no roca con la cremallera en ningún momento.

Si todo está correcto, ancla definitivamente el motor a la base metálica.

Coloca ahora los topes de los extremos de la cancela para que cuando llegue a uno de ellos el motor eléctrico se pare y cese el movimiento. Si ves que los topes de naylon no se ajustan perfectamente porque dan con las fijaciones de la cremallera, puedes hacer un corte para que encaje bien y lo atornillas a la cremallera.

Bloquea el motor.

Desconecta la corriente eléctrica, enchufa el receptor.

Instala y conecta las fotocélulas.

En función del kit que hayas comprado deberás de terminar de instalar, conectar o programar los accesorios que hayas escogido o las funciones extras de la puerta.

Después ya solo queda conectar la instalación eléctrica de nuevo y ver lo bien que funciona.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar