Ventajas de utilizar microcemento listo para usar en una reforma hecha por ti

Si quieres hacer una reforma efectiva pero sin grandes costes en tu hogar, si no quieres hacer obra pero te apetece ver tu casa de una forma completamente diferente, si quieres hacer ese gran cambio tú mismo, te contamos cuáles son las ventajas de utilizar microcemento listo para usar y dónde puedes aplicarlo.

La tendencia “do it yourself” o hacer las cosas por ti mismo, realmente, ha dejado de ser una tendencia y es un hecho. Cada vez hay más manitas y, por lo tanto, cada vez hay más productos diseñados para ellos, uno de los ejemplos es el microcemento listo para usarse, un material decorativo que se puede utilizar para múltiples fines con un buen resultado.

La principal ventaja que ofrece el microcemento es que está diseñado para ser aplicado sobre los materiales ya existentes. De esta forma, no importa si estamos hablando de azulejos, de baldosas, de pladur, mármol o yeso, solo hay que aplicar el material directamente encima y conseguirás un espacio completamente diferente. Esto reduce la necesidad de hacer obras, de dedicarle largas horas al proyecto, de tener que contratar a profesionales y reduce claramente los costes. Además, te evitas tener que pedir permisos de obra, pues realmente solo se va a hacer una redecoración con efecto obra pero sin tanto polvo ni ruido.

Otra ventaja importante es que se trata de un material que se puede utilizar tanto en el interior como en el exterior del hogar. Se puede aplicar tanto en el suelo como en las paredes, en función del efecto que quieras crear o del cambio que hayas imaginado.

Si estás pensando que tu baño necesita un gran cambio, una de las opciones es aplicar microcemento. A diferencia de la pintura de azulejos, éste hace que se eliminen las juntas y obtengas un resultado de continuidad. Este efecto suele generar una sensación de mayor amplitud, sobre todo si combinas el suelo y la pared, aumentando dicha sensación.

Las características de este revestimiento nos muestran que puede aguantar perfectamente las altas temperaturas, lo que lo hace idóneo para el exterior del hogar como para zonas más cálidas como puede ser el baño. Igualmente, también resiste al agua sin mayor problema.

Se trata de un material fácil de limpiar y más cómodo que los azulejos, ya que no quedan residuos pegados en las juntas que suelen ser más difíciles de quitar. Al quedar una superficie completamente lisa y continua, verás que su mantenimiento es mucho más sencillo, lo que lo convierte en más higiénico. En definitiva, solo necesitas agua y un poco de jabón neutro para dejarlo estupendo.

Para conseguir un resultado óptimo, al terminar de incorporar las capas de microcemento, se recomienda aplicar un sellador para potenciar la resistencia, durabilidad e impermeabilidad del producto. Verás que es un producto que no se ralla, que no le daña la exposición directa del sol y que no se ve afectado por la abrasión.

Otro dato igual de importante que todos los anteriores es que se trata de un microcemento elaborado con componentes minerales y pigmentos naturales libres de componentes tóxicos, lo que lo convierte en una opción respetuosa con el medio ambiente.

Es importante que sepas que este producto se divide en diferentes gamas, en función de la zona y del material sobre el que quieras aplicarlo. Además, tienes 35 colores entre los que escoger para que consigas el cambio que tenías en mente.

Y, recuerda, ya viene preparado para ser utilizado. Lo único que necesitas es seguir los pasos que te indica el fabricante para aplicarlo correctamente y, en poco tiempo, tendrás tu casa nueva y sin reformas.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar