Manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños

A pesar de que la saga Harry Potter, tanto en cine como en libros, tiene ya varios años a sus espaldas, sigue siendo una de las franquicias que más niños atrae. Su mágico universo, su literatura de calidad y sus espectaculares aventuras son ideales para niños en pleno desarrollo. Para complementarla, nada como pasar un rato con nuestros hijos y hacer algunas manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños

Manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños portada

Sombrero seleccionador de Harry Potter

Lo primero que debemos hacer para ser magos, es saber a qué escuela de magia nos tocará ir. Para conseguirlo, necesitamos un sombrero seleccionador y construir uno es muy sencillo. Necesitaremos una base de cartón redonda, cinta de embalar de papel y papel de periódico. Es una de las manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños más pintona

Manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños sombrero seleccionador

Lo primero es hacer tres conos, uno grande, uno mediano y otro pequeño, con papel de periódico y pegarlos a la base de cartón. A continuación, vamos pegando papeles alrededor de ellos, dándoles la forma del sombrero seleccionador y sellando con la cinta de embalar. Cuando lo tengamos listo, basta con darle una mano de acuarela, pintura, spray o lo que creamos conveniente, en color marrón oscuro.

Bueno, y rezar para que nos selecciones en Hogwarts y no en Gryffindor o Slytherin.

ANUNCIO

Biblioteca mágica

Esta biblioteca mágica es también una de las manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños más llamativa, aunque más decorativa que práctica. Y es que los libros que usemos, no podremos cogerlos para leer, a menos que los despeguemos. Por eso, conviene usar los que sepamos que no vamos a necesitar.

Manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños biblioteca mágica

¿Si merece la pena? A la vista está el resultado. Basta con que vayamos colocando un libro encima de otro y pegándolos a la pared con cola industrial. Si es sobre papel pintado, mejor que mejor. Para los libros que hagan la curva, mejor apoyarlos en un andamio que improviséis y así evitar que se caigan. Imprescindibles los libros abiertos al final de la fila. Quedan genial.

Snitch dorada de Quidditch

Uno de los momentos más impactantes de Harry Potter es cuando sus protagonistas juegan a Quidditch. Las escobas voladoras imponen pero es la Snitch dorada la que se roba el corazón de todos los fans de la saga. Pues bien, entre las manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños, te proponemos hacerte con una snitch dorada.

ANUNCIO

Manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños Snitch dorada Quidditch

Tan fácil como coger una bola de navidad en color oro y dos plumas que puedes tomar prestadas de un plumero que tengas por casa. Pégalas con pegamento fuerte, una a cada lado de la bola y deja que se sequen. Si lo haces con varias, tendrás una decoración mágica para tu árbol de Navidad.

Velas flotantes del gran comedor

¿Quieres crear un ambiente mágico y especial en alguna habitación de la casa? Prueba con estas velas flotantes del gran comedor con la que todo el mundo creerá estar en Hogwarts. Para hacerlas necesitas rollos vacíos de papel de cocina o de papel higiénico, velas de luces led, hilo grueso y chinchetas. El resultado de estas manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños es espectacular

Manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños velas voladoras

Inserta una vela en cada rollo de papel que tengas, pues suelen encajar de maravilla. Si no lo hacen, puedes ayudarlas con algo de pegamento. A continuación, haz dos agujeros al rollo y mete un hilo grueso de unos 30-40 cm que salga por los dos lados y hazle una lazada. De ese hilo colgará la vela del techo, la cual sujetaremos con chinchetas que, a pesar de hacer agujero, no se notan demasiado.

Puerta mágica

Una de las manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños más sencillas de hacer pero, a su vez, más espectacular. Para crear esta puerta mágica sólo necesitamos varias cartulinas negras y pegamento o velcro para pegarlo al marco de la puerta.

Manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños puerta mágica

Cortamos la cartulina en rectángulos de similar tamaño pero los vamos pegando, unos encima de otros, de forma irregular. Dar la forma de herradura arriba no es nada complicado, así que en cosa de unos minutos, tendréis una puerta mágica en la casa.

ANUNCIO

Cartas voladoras

Otra de las manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños que llega a impactar de primeras. Los sobres voladores tienen una doble función pues, además de decorar, pueden recoger mensajes para la familia, amigos o incluso las cartas navideñas para Santa Claus o Reyes Magos.

Manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños cartas voladoras

Lo mejor es que sólo vas a necesitar 30 sobres, 30 folios para rellenarlos, un bolígrafo para escribir, hilo fino o hilo de pesca y 5-10 chinchetas, dependiendo de cuántas hileras cuelgues. Basta con hacer un agujero a cada sobre y meter el hilo a través del mismo. Ese hilo irá al techo y lo sujetaremos con la chincheta. También puedes cambiar agujeros y chinchetas por celo, es igual de efectivo.

Doxy atrapado

¿Estabas buscando hadas y has atrapado un doxy? Presume de ello y muéstralo a todo el que venga a tu casa. Para hacerlo necesitas un tarro de cristal grande, una cartulina negra, papel de seda blanco, una cuerda o un lazo y una vela led. Es una de las manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños más curradas pero el resultado es tremendo.

Manualidades de Harry Potter fáciles para hacer con niños doxy atrapada

Lo primero es buscar un dibujo de un doxy, dibujarlo en la cartulina negra y recortarlo. Procura que quepa en el tarro porque es donde va a ir, en concreto, pegado a una de las paredes del interior con algo de pegamento de barra. Antes de cerrar el bote, mete la vela led y enciéndela para que no se te olvide luego. Cierra el bote y decora la zona bajo la tapa con la cuerda o el lazo.

A continuación, coge el papel de seda blanco y rodea el bote entero. Si puedes, que llegue hasta la misma tapa. No dudes en quitarla y volverla a poner si lo necesitas. Séllalo con pegamento de barra o con celo, lo que menos se note. Y cuando termines, verás que tienes una lámpara maravillosa con un doxy dentro.

También te puede interesar