Escrito por Tendenzias

Cómo eliminar la carcoma o polilla de un mueble

A quién no le ha pasado. Esa mesa victoriana que te costó una pasta en el anticuario de Nueva York. Esa mesa que da vida a toda tu casa. Esa mesa que es la joya de la corona. Y resulta que le sale carcoma. ¿Qué haces? ¿Quemarla? ¿Vender la casa? No te preocupes, para eso estamos aquí. Hoy te vamos a enseñar cómo eliminar la carcoma o polilla de un mueble

Es más, no sólo vamos a mostrarte cómo eliminar la carcoma o polilla de un mueble, sino que te vamos a mostrar cómo tapar los agujeros que te puedan hacer. Y es que todo tiene solución, menos lo irremediable. Y cuando se trata de maderas, más todavía.

Cómo eliminar la carcoma o polilla de un mueble

Antes de aprender cómo eliminar la carcoma o polilla de un mueble, es importante saber si aún están los bichos en el mueble o no. No es lo mismo haber tenido carcoma que tener carcoma. Y para saberlo, tan sencillo como comprobar si hay serrín debajo de los agujeros que te hayan hecho en el mueble. Si lo hay, es que los bichos aún están en tu mueble. De hecho, se lo siguen zampando día a día.

No te preocupes, por muy escandaloso que sea su trabajo de destrucción, deshacerse de ellos es bastante más sencillo de lo que parece.

Cómo eliminar la carcoma o polilla de un mueble paso a paso

Dicho lo cual, vamos a aprender cómo eliminar la carcoma o polilla de un mueble paso a paso. Para ello, necesitarás el siguiente material:

  • Brocha
  • Papel transparente
  • Líquido para matar carcoma
  • Pasta de madera
  • Jeringuillas
  • Espátula
  • Linterna
  • Lija para madera de grano fino
  • Guantes
  • Espejo

Paso 1 – Lo primero que debemos hacer es desmontar el mueble en la medida de lo posible. Básicamente, para facilitarnos la labor y evitar que la carcoma se pase a otras zonas. Además, con piezas más pequeñas, accederemos mejor a los agujeros que hayan hecho, con la ayuda de elementos como el espejo o la linterna.

Paso 2 – Antes de comenzar a trabajar, debemos ver el estado de la pieza. Si apretamos y la madera cede o está plastosa, no queda más remedio que hacer esa pieza de nuevo. Al menos no es el mueble entero. Si la madera aún está dura y aguanta el peso que le corresponda, podemos continuar la restauración/aniquilación.

Paso 3 – Toca cargarse la carcoma. Para ello, coge el líquido para matar carcoma y rellena cada agujero sin miedo y siendo generoso. Imprescindible el uso de guantes y, si puede ser, que lo hagas en exterior, pues es un producto muy fuerte y corrosivo. Como habrá agujeros muy pequeños, ayúdate de las jeringuillas para llegar al fondo de todos. Para calcular la cantidad, espera a que el agujero rebose y así no tendrán escapatoria. Sin piedad con ellos.

Paso 4 – Una vez los has rellenado bien, es hora de envolver la pieza con el papel transparente. La idea es que se queden bien tiesos por lo que debes evitar que entre aire y les de vida. Una vez envuelto, debes tener paciencia u dejar la pieza secar durante 15 días.

Paso 5 – Transcurridos los 15 días, la carcoma estará más tiesa que si la hubieran fosilizado. Es hora de restaurar las zonas dañadas. Si quieres, claro. Hay quien deja los agujeros como recuerdo de la experiencia. Incluso algunos guays hacen agujeros artificiales para que parezcan muebles carcomidos. ¿No se rompe la ropa y se sigue vendiendo? Pues eso. Si no es tu caso, debes rellenar cada agujero con pasta de madera.

Echa pegotes generosos que rellenen bien el agujero y cuando sobresalgan, los alisas con la ayuda de la espátula. Déjalo secar durante una hora y dale con la lija para limar asperezas. Si ves que en algunos agujeros la pasta de madera se ha metido hacia adentro, repite el proceso. Si no lo rellenas bien, la pasta tiende a rellenar hacia abajo. Maldita gravedad.

Paso 6 – Una vez termines, es hora de dar algo de cera a la pieza para que recobre la vida y el brillo. Caliéntala mínimamente y vuelve a echar encima de los agujeros que ya no están.

Paso 7 – El último paso es el más satisfactorio: pintar. Elige un color parecido al mueble o píntalo entero de nuevo, ya que te pones. Déjalo secar y ya tienes tu mueble carcomido como nuevo.

Remedios caseros para eliminar la carcoma o polilla de un mueble

¿Te parecen muchos y complicados los siete pasos anteriores? Sin problema. Tenemos alternativa. Aquí te dejamos dos remedios caseros para eliminar la carcoma o polilla de un mueble.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Cámara frigorífica

Si tienes una cámara frigorífica a mano o un arcón en el que te quepa el mueble o la pieza afectada, estás de suerte. No tienes más que meterlo en el congelador de turno y dejarlo 24 horas. Las larvas de la carcoma, como casi todo ser vivo a esas temperaturas, se quedarán tiesas y morirán. Así, te asegurarás que mueren bien muertas.

El éxito de este método roza el 100% y es de los más económicos que vas a encontrar. Incluso si te pilla en invierno, no hace falta ni que tengas frigorífico grande. Deja la pieza en el exterior durante 3 o 4 días. Con estar a menos de 8º, la carcoma tendrá complicado sobrevivir, pues no es su hábitat natural. Eso sí, tápalo si ves que llueve. El agua les da la vida.

Bellotas frescas

Esta opción es más lenta y asquerosa. Consiste en poner una bellota fresca en un saco, a modo de trampa. La carcoma se siente atraída por su olor, y se va junto a la bellota a poner sus huevos. Así, las larvas se quedarán ahí también para comer de las bellotas. Cuando pase la época de desovar, coges el saco y lo tiras. Con él se irán las larvas. Muy lento y muy asqueroso.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos