Escrito por Tendenzias

Ideas de cómo hacer un futón paso a paso

Ha llegado un momento en el que el hazlo tú mismo (Do It Yourself – DIY) ha pasado de la necesidad al ocio. Más allá del ahorro de dinero, muchos de los elementos que la gente fabrica con sus manos, son para satisfacción personal. Siguiendo esa línea del onanismo del mobiliario hoy vamos a darte ideas de cómo hacer un futón paso a paso.

Eso sí, antes dejaremos claro que lo que nosotros entendemos por futón, es algo parecido a un sofá-cama. Nosotros te vamos a dar ideas de cómo hacer un futón paso a paso al modo occidental. Valoramos mucho tú espalda y que puedas caminar erguido hasta más allá de los 80.

Cómo hacer un futón paso a paso

En este caso, vamos a mostrar cómo hacer un futón paso a paso, con una materia prima que ha pasado de la basura a ser una de las más demandadas en mobiliario para el hogar: los palets. Estos elementos de madera, utilizados en hogueras y reciclados de forma inmisericorde, han pasado a ser el Santo Grial del DIY. No eres nadie si no tienes en casa algo hecho con palets. En cuanto termines este artículo, entrarás en el selecto Club Palets. Sin o entre la t y la s. Importante.

A la hora de afrontar cómo hacer un futón paso a paso, no necesitas más que ganas, tiempo y los susodichos palets. Bueno, hacen falta algunos elementos más, pero la broma no se va a ir de las manos en lo económico. Tampoco es una tarea complicada ni tediosa. Todo lo contrario, este futón será el primero de tus muchos proyectos DIY para casa. Al tiempo.

La gran pregunta que mucha gente se hace en estos casos: ¿dónde encuentro palets? Tan sencillo como ir a unos grandes almacenes, que seguro tienes algunos cerca de casa y pedirlos. Lo mismo les da tirarlos a la basura que dártelos, así que no deberías tener problema en conseguirlos. Enfatizamos el no deberías, pues algún empresaurio (sí, con u entre la a y la r) incluso querrá cobrártelos. Ni se te ocurra pagar por ellos. Si se da el caso, espera a que los tiren y cógelos de la basura.

Si te da cosita pedirlos o cogerlos de la basura, la opción es comprarlos online. No tienes más que poner palets en Google y ver la variedad de webs que los venden. Cuando veas los precios, seguro te replanteas la vergüenza que te da ir a pedirlos. Dicho lo cual, vamos a aprender cómo hacer un futón paso a paso. 

¿Qué necesitas?

  • Dos o tres palets
  • Tornillos
  • Tablero de madera
  • Cola blanca para madera
  • Lija
  • Sierra caladora
  • Ruedas

Medidas

Antes de afrontar la construcción de un futón, debes saber qué medidas tendrá. Lógicamente, no vas a unir tres palés de un metro cada uno, para un espacio de dos metros. Mide la zona y si tienes que cortar algún palet, hazlo antes de comenzar a trabajar con ellos. Para cortarlo, nada como una sierra caladora y una lija para que la zona cortada quede lisa. Llevará algo más de trabajo pero el resultado final es completamente distinto.

Pegar los palets

Lo habitual es que un futón tenga dos palets, pero siempre hay quien los quieres XXL. Sean dos o sean tres, pégalos con cola especial para madera y deja que ésta seque durante cuatro horas.

Tornillos

Apuntala la base del futón poniendo tornillos. La idea es que los tableros no se muevan ni se rompan. Calcula que la base debe tener 25 centímetros menos que el colchón para que éste le tape.

Ruedas

Para un manejo más sencillo a la hora de trasladarlo, lo más aconsejable es ponerle ruedas. Si pones dos palets, con seis ruedas (dos a un lado, dos a otro y dos en el centro) tendrás suficiente. Si optar por tres, lo más aconsejable serán ocho ruedas. Ahora, si vas a querer que el futón esté fijo en un sitio y no lo vas a mover, te puedes saltar este paso.

Lijado e imprimación

Es aconsejable lijar los palets para que queden lisos y suaves. Además, así permitirá que la imprimación cale más por los poros y facilite la labor de saneado. Deja que la imprimación seque durante ocho horas. Y si puede ser en exterior, mejor. Más que nada por tu salud.

Pintar y barnizar

¿Color para pintar el palet? El que quieras. El que combine. El que tengas. Otra opción es barnizar y dejar que la madera tenga un color natural. Eso va a gusto del consumidor. En este caso, tú.

Acolchar

A la hora de poner los colchones al futón, tienes varias opciones.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
  • Un colchón de base – Puedes poner un sólo colchón como base y dejarlo modo sofá. Mola pero no es un futón.
  • Un colchón y almohadones XXL – Es la opción más usada y más cool. El colchón de base mullidito y cómodo, y para la espalda, almohadones gigantes que, además, cubran el gran espacio que deja el palet.
  • Colchón doble – A modo de sofá cama, podemos comprar un colchón doble que se pueda doblar por la mitad y haga las veces de base y respaldo. Es una opción algo más incómoda, toda vez que el palet no se podrá convertir en cama.

Ubicación

Suponemos que si lo has medido antes de comenzar, sabes de sobra dónde va a ir ubicado. Lo habitual es o en una terraza, jardín o porche exterior, donde quedan de maravilla, estilo ibicenco. No obstante, cada vez son más los salones que presumen de futón DIY, con tonos a juego con la estancia, espacio para más de tres personas y un toque boho chic que da un aire personalizado y casual a la estancia. Y todo hecho en casa.

10 ideas de futones caseros que te encantarán

Como hemos comentado al principio del artículo, nosotros nos estamos centrando en el futones al estilo occidental. Pero nos gustaria hacer hincapié un momento en la idea oriental para que puedas entender las siguientes 10 ideas de futones casero que te encantarán.

En japón lo habitual es dormir sobre un futón y no sobre un colchón, ¿por qué? Porque las casas tienen muy poco espacio, y gracias a los futones pueden convertir los dormitorios en espacios multifunción. Los futones japoneses son colchones, mucho más flojos que los occidentales, que se pueden doblar fácilmente y guardar en un armario o utilizar ocn otro fin. De esta manera, donde de noche se duerme de día se pueden llevar a cabo otras actividades.

Siguiendo esa idea de los futones orientales y fusionándola con la idea más occidental de una cama surgen las ideas de futones caseros que vamos a ver. Ideas de personas que quieren aprovechar al máximo el espacio teniendo un buen lugar en el que dormir. Algunos son colchones blanditos como en Japón, otros son colchones europeos que aprovechan bien el espacio.

Seguro que te van a encantar estas ideas y no pararás de pensar en cómo aprovechar mejor el espacio de tu casa.

Futón casero que se convierte en mesa

Esta cama nos encanta. Se trata de una cama con somier y patas, que aunque aquí han reutilizado una estructura vieja puedes hacerla tú con palets o con madera. Para aprovechar bien el espacio han creado una estructura de madera abatible que se puede bajar y colocar encima del colchón.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

De esta manera por la noche tienes un espacio en el que dormir y por el día tienes una mesa de centro estilo oriental. Es una mesa para sentarte alrededor con cojines o sobre el suelo. Una idea fantástica con la que aprovechar el espacio y conseguir una cama extra para invitados.

No sigue la idea japonesa de recoger el colchón, pero aprovechan el espacio sobre él.

Futón casero que se convierte en sillón

Esta segunda idea sí es más tradicional japonesa. Cogen el futón en el que se puede dormir, y que es bastante blandito y flexible, y lo convierten en un sillón. Tan sólo hay que ajustar los velcros para que la estructura se quede con la forma adecuada. 

Es una idea fantástica para un cuarto infantil o juvenil. Una cama extra para que los niños puedan llevar amigos a casa, y un sillón en el que podrán leer o jugar tranquilamente.

Futón casero que se convierte en sillón con palés

Esta idea es de las más occidentales, y a nosotros nos encanta porque sigue muchas tendencias. Se trata de crear una estructura de sillón con palets. Esta puede hacer de mesilla mientras se duerme en el futón, y después utiliarse como estructura para colocar el futón-sillón.

El futón es como los japoneses, muy blando y flexible para poder doblarlo bien. En este caso se doble en tres partes: una de ellas es el respaldo y las otras dos hacen de asiento. 

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Como ves, se trata de una idea fantástica para aprovechar muy bien una salita en una casa pequeña.

Futones caseros que se convierten en un salón completo

Siguiendo la idea anterior aquí vemos cómo aprovechan aún más el espacio para tener más futones en los que dormir. Han creado un sillón igual que el anterior, pero también un sofá con tres futones individuales.

Este tipo de soluciones decorativas y de espacio son fantásticas para casas rurales, apartamentos de verano o cualquier otra estancia en la que es habitual reunir a grandes grupos de gente. Así cuando hagan falta se tienen muchos espacios para dormir, y cuando no sea necesario se disfruta de un salón cómodo y completo.

Cama redonda con dos futones convertibles en sillones

¡Esta idea te va a encantar! De nuevo está concebida como cama extra para visitas, para amigos de los niños, etc. Se trata de crear una cama reonda a partir de dos futones individuales.

Cada uno de ellos se puede enroscar para crear una fusión entre sillón y puf. De esta manera ocupan muy poco y se consiguen unos muebles originales y muy divertidos.

Dos futones para lograr una cama de matrimonio o un sofá

La siguiente idea es la más clásica dentro de los futones. Consiste en hacer la estructura de una cama de matrimonio a partir de palets y dos futones individuales. Con todo montado se consigue una cama de matrimonio perfecta. Moviendo los elementos se consigue un sofá en el que unos palets son la estructura de la base y otros la estructura del respaldo, y los futones se usan como asiento y respaldo. 

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Lo malo de esta versión de futón casero es que requiere mucho movimiento y montaje y desmontaje para cambiar de una opción a otra. Pero en los apartamentos muy pequeños es una idea que solucioan bien el espacio. 

Futón doble que se convierte en un banco

Este ejemplo también usa palets y dos futones individuales, pero es mucho más sencilla de manejar. Puedes montar y desmontar el banco tantas veces como quieras de manera muy fácil. 

Futón casero que se convierte en sofá reclinable

Si eres un manitas y se te da bien el DIY (do it yourself) podrás hacer este futón fácilmente. Sencillamente tiene una estructura de madera que permite subir y bajar una parte para convertirlo en un sofá a ras de suelo.

Con diferentes muescas en la madera se puede regular la altura del respaldo para que esté más o menos vertical. De esta manera se puede ajustar perfectamente al espacio en el que se quiere colocar el futón.

Futón casero que se convierte en hamaca

Otra idea que está destinada también a los manitas. Igual que en el caso anterior la gracia está en saber haceruna estructura que pueda ajustarse a las diferentes alturas y ángulos para conseguir cada mueble.

Así, según se coloque, se puede tener una especie de hamaca de interior donde relajarte a leer o a ver la tele tranquilamente, o una cama individual perfecta para las visitas. 

loadInifniteAdd(infinite_adv_5);

Futón casero que se convierte en sofá

La última de las ideas que te traemos es de las másbonitas visualmente. Sigue la misma premisa que las opciones anteriores para crear un sofá precioso que se convierte en cama individual bajando los reposabrazos. Es muy acogedor y cómodo.

Recopilamos otras ideas decorativas que tú mismo puedes llevar a cabo en casa en esta selección de artículos, ¡te van a encantar!:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos