Escrito por Tendenzias

Cómo hacer un tirachinas casero

Toda una generación creció viendo a Daniel el Travieso, siempre acompañado de su tirachinas en el bolsillo trasero. Desde el primer momento que le vimos, soñamos con tener uno y, sobre todo, la puntería como para poder usarlo. Pues bien, en lo de la puntería, no te podemos ayudar, pero sí te vamos a mostrar cómo hacer un tirachinas casero. El resto, como todo, es cosa de práctica y paciencia.

Tras Daniel el Travieso, fue Bart Simpson el que nos puso de nuevo los dientes largos con el mundo tirachinas. Pero nunca teníamos tiempo de hacer uno o dinero para comprarlo. Y es que los tirachinas son más caros de lo que cabría pensar. Otro motivo para aprender cómo hacer un tirachinas casero. Nunca sabes cuando lo vas a necesitar. Y si no, tampoco molesta en un cajón de casa.

Cómo hacer un tirachinas casero paso a paso

Obviamente, antes de afrontar cómo hacer un tirachinas casero paso a paso, necesitamos los materiales para su fabricación. La realidad es que necesitamos poco y muy económico.

¿Qué necesitas?

  • Una rama con forma de Y
  • 20 cm de elástico resistente
  • Un trozo de cuero de 5cm2
  • Cola

Prepara la rama

A mucha gente que ha intentado hacer un tirachinas casero paso a paso, les ha fallado el primer paso: la rama. Al tirar de ella para lanzar, se rompe. Obvio. Hay que prepararla para un uso especial que no es el que le había deparado la naturaleza. Para ello, lo primero es encontrar una pieza adecuada. No sólo debe tener forma de Y, sino que debe tener un tamaño adecuado a tu mano y ser mínimamente gruesa. Una media adecuada estaría en torno a 20 centímetros.

También se recomienda que no tenga demasiadas astillas o protuberancias. Si las tiene, no dudes en quitarlas con una lija, si consideras que vale la pena esa rama. Incluso hay quien pela la capa superior y luego lija la rama, para dejarla suave como la seda.

Una vez tengas la rama a tu gusto, hay que secarla. Sobre todo, si está recién cortada, pues tendrá agua en su interior y éste es un enemigo común de los tirachinas. Tan sencillo como envolverla en un trapo y meterla en el microondas durante 20 segundos. Sácala y escucha como silba. Es el agua saliendo, como si fuera una tetera. Repite esta operación en varias ocasiones, hasta que no escuches el silbido. Será que se ha quedado sin agua.

Haz agujeros

El siguiente paso es hacer los agujeros por los que irá el elástico. En las dos puntas superiores de la Y, debes hacer dos agujeros por los que quepa el elástico pero no mucho más grandes. Hazlos a no más de 4 centímetros de la punta. Puedes usar un buril para hacer los agujeros sin peligro. También vale un cúter o un cuchillo, pero es más complicado. Un destornillador también te puede servir.

El elástico

La velocidad a la que dispare tu tirachinas, dependerá del tipo de elástico que pongas, y de la extensión que le des. Cuanto más corto, más potencia pero menos precisión. Al menos en principio. Sea como sea, inserta cada punta del elástico en uno de los agujeros (deja una sin meter, pues hay que poner primero el trozo de cuero), dejando margen para darle un par de vueltas a la rama y para hacer no menos de tres nudos fuertes. Si se escapa uno de estos elásticos, cuenta con que irá directo a tu ojo. Es lo que hay.

El color del elástico también va a gusto del consumidor. En cualquier ferretería te pueden aconsejar de tipos de elásticos y colores disponibles.

Cuero

La pieza de cuero la puedes encontrar en cualquier tienda de retales. Los 5 centímetros son orientativos. Busca una medida que vaya bien a tu mano, que te permita sujetar el proyectil con holgura y sin hacerte daño. Si ha de ser menor o mayor, serás tú quien lo decida.

Una vez lo tengas, haz dos agujeros paralelos en la pieza, del tamaño del elástico. Sepáralos suficiente del borde como para que no se rompa al estirar para lanzar. Deja 1,5 cm a cada lado, y con eso será suficiente.

Inserción

Coge la punta del elástico que has dejado libre y pásala por los dos agujeros que has hecho. En ese punto, tienes dos opciones de cómo rematar tu tirachinas.

Por un lado, si te limitas a pasar el elástico por la pieza de cuero y lo dejas suelto, tendrás la libertad de mover la pieza de cuero, dando mayor movilidad y versatilidad a tus lanzamientos, pero perdiendo estabilidad a la hora de apuntar.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Por otro lado, si quieres hacerle dos nudos en cada agujero, tendrás un disparador fijo, seguro pero limitado a la hora de apuntar. No obstante, para esto tienes tú la capacidad de moverte de forma autónoma. Si optas por esta última alternativa, deberás tener los dos extremos sin atar en la Y, pues antes deberás hacer los dos nudos en la pieza de cuero.

Practica y acierta

Al principio, el uso de un tirachinas puede resultar imposible a cualquier persona. Las piedras o lo que lances se desvían, se van para atrás, te dan a ti mismo y todo es muy complicado. Al igual que todo en la vida, requiere de práctica y paciencia.

Busca una zona aislada y dedícate a practicar los tiros. Las avellanas y los garbanzos son proyectiles asequibles y muy recomendables para los entrenamientos. Eso sí, mucho cuidado con ellos, pues el impacto de cualquiera, puede causar un traumatismo severo y un moratón para varios días

Lo bueno de saber cómo hacer un tirachinas casero, es que éste será el primero de muchos. Habrá más y con ellos llegarán los piques, primero en familia y, más tarde, entre amigos. Los tirachinas volverán a ser una arma de referencia, eso sí, no para el odio, sino para el ocio.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos